Industria abre la puerta a un bono social para el butano

Actualizado 11/06/2011 23:00:07 CET

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Industria ha incluido en el anteproyecto de la nueva ley del sector de hidrocarburos la figura de un bono social para la bombona de butano, según consta en los informes de análisis de esta norma realizados por la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

Fuentes de Industria consultadas por Europa Press explican que en la norma se incluye un marco legal que abre la posibilidad de desarrollar, si se considera oportuno en el futuro, este bono social. "En el anteproyecto del gas se incluye la posibilidad de desarrollar reglamentariamente un bono social para el butano", afirman.

Fuentes de los operadores de butano indicaron a Europa Press que las empresas del sector ya han remitido al regulador alegaciones en las que muestran su satisfacción con esta formulación inicial, que de aprobarse quedaría pendiente de un desarrollo normativo que fije cuáles serán los colectivos beneficiarios.

Para el sector, la medida es también positiva, porque implica la liberalización de la bombona de butano, sometida en la actualidad a un precio regulado que ha obligado a las empresas a vender a pérdida.

La idea de este bono social para el butano, señalan las fuentes empresariales, ya estuvo cera de prosperar a finales de 2008, en la época en la que Pedro Marín dirigía el departamento de energía del Ministerio de Industria.

El diario 'El Economista' adelanta la posibilidad de que el Gobierno aplique este bono social para el butano e indica que la intención de Industria es que sean los propios consumidores quienes costeen la medida.

En sus adaptaciones de las directivas comunitarias a los sectores de la electricidad y el gas, el Gobierno ha incluido el concepto de consumidor vulnerable. En el caso de la electricidad, especifica que, hasta que no haya otro tipo de desarrollo, el perfil de este cliente vulnerable es similar al que ya se aplica para el bono social de la luz.

En el caso del gas, Industria se ha propuesto contemplar un mecanismo para la tarifa de gas en el que se creen condiciones más favorables para los consumidores vulnerables.