Industria cifra en 922 millones el ajuste en el sector eléctrico para 2013 tras la reforma energética

Energía, Electricidad, Torre Eléctrica
EUROPA PRESS
Actualizado 15/07/2013 19:35:44 CET

La demanda eléctrica caerá 1,2 puntos más de lo previsto, mientras que los ingresos por emisiones de CO2 se reducirán a una tercera parte

MADRID, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo espera que el sistema eléctrico cierre el año 2013 con un pequeño superávit de 14,5 millones de euros, frente a la previsión anterior de 16,9 millones, después de acometer un ajuste extraordinario de 922 millones hasta diciembre como consecuencia de la reforma energética.

Estos cálculos aparecen recogidos en la propuesta de borrador de orden de revisión de peajes remitida por Industria a la Comisión Nacional de la Energía (CNE), a la que ha tenido acceso Europa Press. En ella, se contempla una caída de la demanda mayor a la prevista y unos ingresos por subastas de derechos de emisión de CO2 muy inferiores al pronóstico inicial.

La propuesta recoge el incremento de peajes del 6,5% anunciado el viernes por el Gobierno, que se traduce en una subida del 3,2% en el recibo de la luz, así como el efecto del resto de medidas aprobadas, entre ellas la nueva retribución a las renovables, el transporte y la distribución.

La subida de peajes procurará unos ingresos de 401 millones hasta diciembre, mientras que el nuevo esquema para las renovables y la cogeneración tendrá un efecto de reducción de 749 millones en los costes del régimen especial.

Las primas al régimen especial ascenderán este año a 9.707 millones de euros, 657 millones más de lo previsto en la anterior orden de peajes, tras un ejercicio de fuerte eolicidad y ventosidad. Sin embargo, este impacto quedará aplacado por el recorte de 749 millones del real decreto ley de medidas urgentes publicado el sábado en el BOE.

El coste de transporte se reducirá este año en 76 millones, mientras que el de la distribución lo hará en 348 millones, con lo que pasará de 5.253 millones a 4.905 millones. Pese a ello, la tarifa eléctrica tendrá que asumir 925 millones correspondientes a los costes extrapeninsulares.

En cuanto al coste de los pagos por capacidad a las centrales de respaldo, se reducirá en 302 millones, hasta 928 millones. El bono social dejará de ser un coste de la tarifa y será asumido de nuevo por las eléctricas, lo que supone una descarga de 105 millones.

En cuanto a los ingresos adicionales del año, Industria reconoce que las subastas de derechos de emisión de CO2 no procurarán los 450 millones de euros previstos, sino 150 millones, pero mantiene la previsión de que los impuestos eléctricos de enero de este año permitan ingresar 2.921 millones.

CAÍDA DE LA DEMANDA.

Al revisar los peajes, Industria parte de una caída de la demanda para el año del 1,4%, 1,2 puntos superior a la del 0,2% prevista en la orden de peajes de comienzos del año. Además, calcula que el precio medio de la electricidad será de 44,62 euros por megavatio hora (MWh), frente a los 51,19 euros anteriormente previstos.

Además, ha revisado los precios de alquiler conforme a una sentencia sentencia del Tribunal Supremo, pero no lo ha hecho para subirlo, como deseaban las eléctricas, sino para mantenerlos en sus niveles actuales, de 0,81 euros al mes para los monofásicos y en 1,15 euros para los trifásicos.

La orden de peajes también incluye el aumento del término de potencia fijo ya anunciado por el Gobierno, en detrimento del término variable de energía, lo que penalizará a las segundas viviendas o a las que se encuentren desocupadas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies