Industria inicia el reparto de bombillas ecológicas en Madrid y Galicia, y cubrirá en julio el país

Actualizado 20/06/2009 16:35:07 CET

MADRID, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha iniciado ya el reparto masivo de bombillas de bajo consumo en Madrid y en Galicia, con lo que son ya cinco las comunidades autónomas en las que se aplica la medida, y prevé poner en marcha la iniciativa en toda España a partir del 6 de julio, según el calendario de la campaña del IDAE 'Con tu ahorro ganamos todos. Cada pequeño gesto cuenta'.

La campaña dispone de un presupuesto total de 137 millones de euros y tiene como objetivo el reparto de 42 millones de bombillas entre 2009 y 2010. En principio, la oleada del presente ejercicio concluirá en octubre, salvo en La Rioja y Navarra, donde lo hará a finales de julio. En la comunidad pionera, Aragón, el reparto ya ha concluido.

A partir de hoy, más de 2,6 millones de hogares de la Comunidad de Madrid y 1,3 millones de hogares de Galicia recibirán junto con sus facturas cupones canjeables en las oficinas de Correos por bombillas de bajo consumo gratis. Los consumidores podrán cambiar una bombilla convencional por dos de bajo consumo.

'El País', que adelanta el inicio del reparto en Madrid y Galicia, señala que el balance de la campaña es, hasta la fecha, positivo. La medida ayudará a reducir hasta en un 0,7% el consumo y, en las tres comunidades en las que se ha puesto en marcha el plan, se ha canjeado el 39,9% de los bonos.

La campaña ha repartido ya 406.898 bombillas desde su inicio el pasado 11 de junio. En concreto, 268.401 bombillas se han entregado en Aragón (45,6%); 57.548 en La Rioja (37,4%), y 80.949 en la Comunidad Foral de Navarra (30,1%).

Esta cifra permitirá un ahorro estimado de energía de 32,78 gigavatios-hora anuales, lo que equivale al consumo eléctrico de unos 8.400 hogares y evita la emisión a la atmósfera de 13.114 toneladas de dióxido de carbono (CO2) al año.

Una lámpara de bajo consumo ahorra alrededor de 100 euros durante toda su vida útil, ya que consume un 80% menos de energía para producir la misma cantidad de luz y dura entre seis y ocho veces más que una bombilla incandescente.

Con esta iniciativa, España se adelanta al calendario propuesto por la Unión Europea para la sustitución definitiva de las bombillas incandescentes.