Irán dice que seguirá con su programa nuclear

Actualizado 03/06/2006 14:00:40 CET

TEHERAN (EUROPA PRESS), 03

Irán insistió el viernes en que Occidente no lo privará de poseer tecnología nuclear y debe dejar de imponer condiciones al diálogo, con lo cual desafió un aumento en la presión por parte del Consejo de Seguridad de la ONU para que acepte un nuevo paquete de incentivos.

Las autoridades iraníes no respondieron directamente el viernes en torno a un encuentro de varias potencias mundiales que analizan en Viena un paquete de incentivos para que Teherán vuelva a las negociaciones de su programa nuclear.

El principal negociador de Irán en el tema nuclear, Alí Larijani, comentó que Europa debería "dejar de buscar excusas y condiciones ilógicas, y regresar a las negociaciones y cooperaciones".

"Irán está listo para negociaciones incondicionales sin discriminaciones", fueron palabras de Larijani, citado por la televisión estatal.

El presidente Mahmud Ahmadinejad, considerado de línea dura, volvió a mostrarse desafiante el viernes, esperando que "los esfuerzos de algunos países de Occidente de privarnos (del programa nuclear) no germinen".

"La razón de su oposición no es su preocupación por las armas nucleares, sino el acceso de Irán a tecnología que significa una vía para todas las naciones independientes, especialmente países islámicos, hacia tecnología avanzada", afirmó, según lo citó la agencia estatal de noticias IRNA.

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice, afirmó el viernes que Teherán debe responder rápido. De no ser así, dejó claro que Irán enfrentaría sanciones de Naciones Unidas.

Los detalles del paquete de incentivos no fueron revelados al público, pero diplomáticos en Viena comentaron que se trata de compensar a Irán a cambio de que suspenda el enriquecimiento de uranio y regrese a la mesa de negociaciones, en la que cual Estados Unidos tomaría parte.

El enriquecimiento de uranio es un proceso que puede general combustible para un reactor nuclear o el material necesario para fabricar una bomba. Los países occidentales temen que Irán busque fabricar armas nucleares, pero Teherán asegura que sus actividades atómicas tienen fines pacíficos y sólo buscan generar electricidad.

Irán podría haber permanecido en silencio porque no ha recibido la información completa sobre la iniciativa.

En Viena, un importante funcionario del Departamento de Estado norteamericano dijo que los iraníes recibirán el paquete de incentivos en los próximos días. El informante habló a condición de mantener su nombre en el anonimato porque no estaba autorizado a efectuar declaraciones sobre el tema.

La televisora estatal iraní desestimó el encuentro realizado en Viena para establecer una estrategia disuasoria a sus aspiraciones nucleares.

"El publicitado encuentro de 5+1 (cinco miembros del Consejo de Seguridad más Alemania) terminó sin una nueva propuesta para Irán", comentó la televisión estatal en su informe sobre la reunión del jueves en Viena.

El encuentro de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU _Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia y China_ y Alemania dejó en claro Irán corre el riesgo de ser sancionado si rechaza la propuesta.

El viernes, la televisión estatal también incluyó declaraciones del presidente Ahmadinejad responsabilizando indirectamente por el estancamiento de la situación a Israel, pero no aclaró cuándo habló.

"Algunos estados que no han firmado el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares, quieren privarnos de nuestros derechos obvios", dijo el mandatario, según la televisión.

Ahmadinejad reiteró su posición de que Teherán ha cooperado plenamente con la Agencia Internacional de Energía Atómica, que supervisa las inspecciones en las instalaciones nucleares iraníes.

Pero un analista iraní admitió que el reciente encuentro limitaba las posibilidades de maniobra de Irán.

"Esta unidad sin precedentes en la comunidad internacional, incluyendo a los representantes de Rusia y China, ha colocado a los funcionarios iraníes en una situación difícil. Ellos necesitan más tiempo para tomar una decisión", declaró a la AP el analista político Mostafa Mirzaian.

A lo largo de las negociaciones internacionales sobre el programa nuclear iraní, Rusia y China _importantes socios comerciales de Irán_ han pedido una solución diplomática. Estados Unidos, Reino Unido y Francia, que han pedido medidas más firmes, necesitan la cooperación de rusos y chinos para poder sancionar a Teherán.