Palencia y Zamora, las provincias que más han reducido el consumo de energía eléctrica de uso doméstico, según UCE

Actualizado 23/03/2008 13:54:09 CET

PALENCIA, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

Palencia y Zamora son las provincias de la comunidad autónoma de Castilla y León que más han reducido el consumo de energía eléctrica de uso doméstico, según consta en un informe de la Unión de Consumidores de Palencia (UCE) al que ha tenido acceso Europa Press.

No obstante y según este mismo estudio, que comparada datos de los años 2006 y 2005, en el cómputo total de Castilla y León se ha producido un ligero incremento del 0,04 por ciento en el consumo de energía eléctrica de uso doméstico, con 3.413.483 Mwh/año en 2005 frente a 3.414.697 Mwh/año en 2006.

Por su parte, Palencia y Zamora fueron las provincias que más redujeron el consumo de energía eléctrica de uso doméstico, con un 1,75 por ciento menos en ambos casos. Así, el consumo de energía eléctrica de uso doméstico en la provincia palentina alcanzó los 204.230 Mwh/año, 3.638 menos que en 2005 (207.868 Mwh/año). En Zamora el consumo pasó de 281.163 Mwh/año en 2005 a 276.242 Mwh/año en 2006 (4.921 menos).

El consumo de energía eléctrica de uso doméstico bajó en otras tres provincias de Castilla y León: Valladolid, con un -1,26 por ciento (647.342 Mwh/año en 2005 frente a 639.185 Mwh/año en 2006, 8.157 Mwh/año menos); León, con un -0,78 por ciento (650.209 Mwh/año en 2005 frente a 645.137 Mwh/año en 2006, 5.072 Mwh/año menos), y Soria, con un -0,48 por ciento (141.082 Mwh/año en 2005 frente a 140.404 Mwh/año en 2006, 678 Mwh/año menos).

Por su parte, Segovia fue la provincia en la que más se incrementó el consumo de energía eléctrica de uso doméstico, con un 4,38 por ciento más (257.289 Mwh/año en 2005 frente a 268.558 Mwh/año en 2006, 11.269 Mwh/año más), seguida de Ávila, con un aumento del consumo del 2,93 por ciento (241.767 Mwh/año en 2005 frente a 248.850 Mwh/año en 2006, 7.083 Mwh/año más), y Burgos, con un 0,54 por ciento más (484.979 Mwh/año en 2005 frente a 487.598 Mwh/año en 2006, 2.619 Mwh/año más).

RECOMENDACIONES PARA CONTROLAR EL CONSUMO

Tras dar a conocer estos datos, UCE-Palencia realizó una serie de recomendaciones para controlar el consumo de energía eléctrica en nuestros hogares como aprovechar la luz del día, apagar las luces al salir de las habitaciones, utilizar luces próximas para trabajos como leer, estudiar... y eliminar las luces indirectas que suponen gran consumo al tener que ser de mayor potencia.

Otra de las recomendaciones de este colectivo fue sustituir las bombillas "normales" por otras de bajo consumo ya que, a pesar de que el precio de compra es mayor, la inversión se amortizará pronto la pues consumen un 80 por ciento menos y duran ocho veces más.

"Si tienes instalados tubos fluorescentes, continúa utilizándolos, consumen mucho menos que las bombillas tradicionales", recomendó UCE-Palencia que abogó también por utilizar balastos electrónicos en vez de magnéticos en los tubos fluorescentes sin dejarlos encendidos si no se van a usar. "Mantén limpias las bombillas, tubos fluorescentes y reflectores", continuó este colectivo.

Del mismo modo, la Unión de Consumidores de Palencia apostó por controlar el gasto de los electrodomésticos "en reposo" ya que, según advirtió, muchos siguen consumiendo energía mientras están apagados. "Son los que quedan con un piloto encendido en posición de reposo o 'stand by' a la espera de que alguien accione el mando a distancia o los que funcionan con corriente continua e incorporan un transformador que permanece siempre encendido (radiocasetes, minicadenas, etc.) u otros que permanecen encendidos se empleen o no, como el vídeo, el amplificador de antena o el teléfono sin hilo", relató este colectivo.

Según UCE-Palencia, estos consumos, pequeños pero permanentes, pueden hacer que un aparato gaste más energía en el tiempo que está en espera, que en el que está en uso. Por ello insistió en la necesidad de apagar los aparatos que queden conectados permanentemente a la red y, tras exigir a los fabricantes que indiquen en las etiquetas el consumo en reposo del aparato, apostó por elegir aparatos que no registren consumos internos cuando no se usen.

Tener en cuenta el etiquetado energético en los electrodomésticos y las horas de su utilización fue otra de las recomendaciones realizadas por UCE-Palencia que recordó que el etiquetado energético informa al usuario sobre el consumo de energía y otros datos complementarios relativos a cada tipo de aparato a lo largo de su vida, por ejemplo: el ruido, la eficacia de secado y de lavado, el ciclo de vida normal, etc. "Este tipo de información aparece en aparatos eléctricos tales como los frigoríficos, congeladores, lavadoras-secadoras y lavavajillas e incluso también en fuentes de luz como son las lámparas", recordó.

Del mismo modo, se refirió a las clases de eficiencia energética de los electrodomésticos, que se pueden englobar en siete categorías desde la letra A hasta la letra G. Mediante esta clasificación, se pueden comparar electrodomésticos del mismo tipo. "Así, si se elige una lavadora de clase A, se consumirá menos de la mitad que otra de clase E, lo que supondrá un ahorro muy grande a lo largo de la vida útil de la lavadora", explicó.

"Al comprar un electrodoméstico fíjate en su etiqueta energética", insistió este colectivo que recordó que en ella se indican diferentes características como el grado de eficiencia energética, el nivel de ruido, el consumo de agua. La escala es de 7 letras de la A a la G siendo la A la que indica máxima eficiencia. Aunque el costo inicial de los más eficientes sea mayor es una inversión que se amortiza a medio plazo. Utilizarlos preferentemente de noche, cuando la demanda de energía es más baja fue la última recomendación de UCE-Palencia para reducir el consumo de energía doméstica en los hogares.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies