PP condiciona el Pacto de la Energía a mantener el peso de la nuclear y duda de la oferta de Zapatero

Actualizado 06/12/2009 19:59:56 CET

MADRID, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Partido Popular insiste en no reducir el peso de las fuentes nucleares en el 'mix' energético español y lo señala como una de las condiciones que mantiene sobre la mesa a la hora de negociar el Pacto de la Energía con el Gobierno, del que duda que tenga la voluntad de modificar su posición sobre este asunto a cambio de cerrar un acuerdo.

Fuentes 'populares' expresaron a Europa Press así su escepticismo acerca de la oferta de diálogo sobre la energía lanzada ayer por el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, quien llegó a hablar incluso de "modificar sus posiciones", algo que no se corresponde con lo que les ha trasladado el Ministerio de Industria Turismo y Comercio en los contactos que se han mantenido.

En un primer momento, el presidente del PP, Mariano Rajoy, señaló que se puede alcanzar un pacto, pero indicó que el Gobierno lo hace difícil, porque está tomando medidas que no aprueba el PP, como el cierre de la central nuclear de Garoña, el decreto de ayudas al carbón o la regulación de las fotovoltaicas. "Así es muy difícil", incidió.

De hecho, Zapatero insiste en que es "bastante razonable" establecer en 40 años la vida útil de las centrales nucleares, frente a la reclamación del PP de que se posponga el cierre de Garoña en sintonía con el Informe del Consejo de Seguridad Nuclear.

ANALIZAR EL COSTO DEL PRODUCTO

Y es que el presidente del Gobierno insistió en que en el horizonte del Ejecutivo ni "hay ni habrá" interés en promover nuevas centrales nucleares, por lo que apostó por las energías renovables, aunque reconoció que actualmente son más caras que otras alternativas.

En respuesta a esto, el PP plantea que el Gobierno analice el papel de la energía como factor determinante del crecimiento económico y de la competitividad empresarial, con especial hincapié en los costes y la competitividad y en el desequilibrio exterior de la economía española a causa de la dependencia energética.

(EUROPA PRESS)