UGT Aragón reduce el consumo de electricidad y las emisiones de CO2 en la sede central del sindicato

Actualizado 03/06/2006 23:00:00 CET

ZARAGOZA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

En el marco de la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, el próximo lunes, 5 de junio, UGT Aragón ha conseguido reducir el consumo de electricidad en un 4 por ciento y las emisiones de CO2 por trabajador en un 12,71 por ciento en la sede central del sindicato a través del proyecto "Buenas prácticas medioambientales en el puesto de trabajo, menos CO2". En el proyecto, iniciado en 2005, han colaborado todos los delegados sindicales y trabajadores del sindicato.

El Plan Nacional de Asignación de Derechos de Emisión, que emana del Protocolo de Kioto, se dirige en un principio a realizar actuaciones de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en los sectores industriales, recuerda el sindicato en un comunicado de prensa. No obstante, los sectores servicios y residencial que aportan a la atmósfera el 26 por ciento de las emisiones de CO2 no están incluidos en las actuaciones iniciales preferentes.

En este sentido, UGT Aragón ha desarrollado una campaña de sensibilización y concienciación de todos los trabajadores del sindicato, que ha comenzado intensivamente y a modo de ejemplo en la sede de Zaragoza, para extender este comportamiento a toda la ciudadanía, debido a la gran cantidad de usuarios que pasan cada día por las oficinas de UGT.

Además se ha elaborado un documento inicial con toda la información relativa a los consumos de energía y emisiones de electricidad en el ámbito: mundial, nacional, regional, de la Unión Europea y en las sedes de UGT Aragón, y con el fin de centrar el modelo energético y de consumo del que partimos.

Asimismo, se ha diseñado diferentes materiales divulgativos para repartir entre los trabajadores y se ha informado internamente a toda la organización para llevar a cabo el proyecto.

Finalmente, se han logrado unos resultados muy positivos. En el periodo abril-diciembre de 2005 se han reducido en un 4,08 por ciento del consumo eléctrico respecto al mismo periodo de 2004, lo que supone una reducción por trabajador del 12,71 por ciento. Por tanto se han emitido 3,48 toneladas menos de CO2 desde que se inició la aplicación de las buenas prácticas.

El hecho de reducir en 2005 el consumo de electricidad y de emisiones de CO2 en tal magnitud ha llevado a que UGT Aragón intensifique sus actuaciones al respecto, por lo que va a extender a todas las sedes comarcales el proyecto de buenas prácticas medioambientales, con el fin de que se adopten actitudes más responsables en el consumo de electricidad y los datos a finales de 2006 pongan de manifiesto que pequeños gestos pueden dar lugar a grandes ahorros en la factura de la luz, al mismo tiempo que contribuir a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.