UNEF afirma que las pymes son "las más afectadas" por el nuevo real decreto de autoconsumo

Actualizado 22/09/2015 12:27:32 CET

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Unión Española Fotovoltaica (UNEF) considera que los cambios introducidos en el último borrador de real decreto de autoconsumo son "cosméticos" y que las empresas de servicios y pymes son "las más afectadas" con su actual redacción, ya que "carga sobre ellas el mayor peso" del 'impuesto al sol'".

El presidente de UNEF, Jorge Barredo, ha señalado que el real decreto, que está a la espera del dictamen del Consejo de Estado para su aprobación por el Gobierno, en esencia "sigue ideado para entorpecer el desarrollo del autoconsumo y no para promoverlo como debería, como la medida de ahorro y eficiencia energética eficaz y sostenible que es, ya posible sin ningún tipo de subvención institucional".

De esta manera, la patronal considera que con un modelo de autoconsumo con balance neto como el existente en la mayoría de los países, una empresa de servicios recuperaría su inversión en unos cinco años, algo más de cuatro en el caso de las pymes.

Sin embargo, con el modelo que prevé el borrador, que no incluye balance neto para los excedentes e introduce el 'impuesto al sol', la empresa de servicios no rentabilizaría su inversión hasta los 12 años, algo más de siete para el caso de una pyme.

Para UNEF, el nuevo texto sigue encaminado "a frenar el desarrollo del autoconsumo", en vez de promoverlo como recomienda la Comisión Europea, y los cambios introducidos "son mínimos", a pesar de las más de 40.000 alegaciones y 200.000 firmas registradas contra el borrador.

UN NUEVO IMPUESTO EN FUNCIÓN DE LA POTENCIA INSTALADA.

Asimismo, subraya que el nuevo texto añade, al 'impuesto al sol' por la energía autogenerada y consumida, un nuevo 'impuesto al sol' para todos los propietarios en función de la potencia instalada.

La patronal fotovoltaica también señala que con el 'impuesto al sol' propuesto por el Gobierno, cada kilovatio-hora (kWh) de energía consumo por un propietario de una instalación de autoconsumo pagaría al sistema "el doble de peajes que ese mismo kWh comprado de la red por un consumidor que no disponga de una instalación de autoconsumo".

Así, Barredo considera que "no hay razón objetiva" para frenar el desarrollo del autoconsumo fotovoltaico en España, ya que el 'impuesto al sol' recaudaría dos millones de euros para el sistema, "una cifra insignificante" comparada con los 1.385 millones de resultado bruto de explotación (Ebitda) de REE o los 503 millones que el sistema emplea en pagos por interrumpibilidad a la gran industria.

Para el presidente de UNEF, el autoconsumo "produce inquietud porque incrementa la competencia, baja el precio 'pool' de la electricidad en las horas pico y reduce el mercado para las fuentes de energía convencionales, poniendo fin a un servicio concebido como un monopolio natural".