R. Unido y Francia desarrollarán nuevas estaciones nucleares como alternativa ante el cambio climático

 

R. Unido y Francia desarrollarán nuevas estaciones nucleares como alternativa ante el cambio climático

Actualizado 23/03/2008 18:00:03 CET

LONDRES, 23 Mar. (EUROPA PRESS/Eva Martínez Millán) -

Reino Unido y Francia pretenden poner en marcha una nueva generación de estaciones nucleares que aspiran a exportar a otros países a lo largo de los próximos 15 años como estrategia para luchar contra el cambio climático, según recoge el diario 'The Guardian' ante la cita que los mandatarios de ambos países protagonizarán la próxima semana con motivo de la visita de dos días a Londres del presidente galo, Nicolas Sarkozy.

En lo que ya se ha dado en llamar la 'Cumbre Arsenal', puesto que la reunión tendrá lugar en el Emirates Stadium del equipo de fútbol londinense, el primer ministro británico, Gordon Brown, espera culminar un acuerdo que proporcione a su Gobierno la experiencia francesa en la construcción de estaciones energéticas que no dependan de combustibles fósiles.

No obstante, con esta asociación Brown no sólo aspira a capacitar a los expertos de las islas en el manejo de fuentes nucleares, sino promocionar un liderazgo bilateral a la hora de vender la tecnología a otros países. Como primer paso, esta misma semana Reino Unido inició el proceso de licencia para diseñar cuatro reactores genéricos, entre los que se incluyen el modelo galo Areva de Electricité de France (EDF).

Sin embargo, ambos países deberán lidiar con la oposición de aquellos que consideran las fuentes nucleares contaminantes y peligrosas y, en este sentido, los dos gobiernos podrán el acento en las posibilidades que esta energía tiene desde el punto de vista renovable para contribuir al esfuerzo para reducir a la mitad las emisiones de dióxido de carbono a la altura del año 2050.

SITUACIÓN ACTUAL

En el caso de Francia, cerca del 79 por ciento de la electricidad procede de una industria nuclear altamente desarrollada, mientras que, en el de Reino Unido, las antiguas plantas nucleares están listas para su desmantelamiento y proporcionan un quinto de lo que su energía necesita.

En este contexto, los dos gobiernos han tenido en cuenta los análisis que prevén que el poder nuclear podría constituir en un plazo cercano un mercado lucrativo y compañías como British Energy, el operador más importante de las islas, ha puesto sus esperanzas en una potencial OPA de 7.000 millones de libras (más de 9.000 millones de euros) a la vista de los esfuerzos del país para consolidar recursos que reduzcan su dependencia del fuel ruso y del abastecimiento de gas.

COOPERACIÓN EN INMIGRACIÓN

Por otro lado, en su cita del jueves, Brown y Sarkozy prevén abordar otras cuestiones de interés común, como la nueva estrategia contra la inmigración ilegal, en la que pretenden incluir una serie de medidas que endurezcan los controles en las fronteras portuarias y actuar conjuntamente para deportar solicitantes de asilo.

Al respecto, Francia considera que puede aprender de la experiencia británica en materia de exportación, incluyendo prisioneros extranjeros, y los dos países prevén fletar vuelos chárter que empezarían en las islas y haría paradas en el continente para llevar de vuelta a inmigrantes a países como Irán, Afganistán o Irak.

Además, el presidente galgo confía en que su visita a Reino Unido, la primera desde que accedió al Palacio del Elíseo, permita impulsar el plan que prevé promover en Europa en torno a la inmigración durante la Presidencia de los 27 que su país ejercerá el próximo semestre. Sus previsiones al respecto van desde no multiplicar los derechos de residencia a inmigrantes ilegales a lograr acuerdos de retorno, bien voluntarios, bien forzados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies