Iberdrola arrastra en su expansión internacional a las compañías españolas

Publicado 29/12/2017 12:48:11CET

MADRID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

Iberdrola ha arrastrado en su expansión internacional a empresas nacionales como Navantia o Windar, entre otras, con contratos para ellas en proyectos como los parques eólicos marinos de Wikinger (Alemania) y East Anglia One (Reino Unido), que han supuesto una importante generación de empleo e impulso de la actividad económica del país.

En concreto, la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán ha adjudicado a Navantia contratos en los dos proyectos por un importe global de 350 millones de euros, informó la energética.

Estas adjudicaciones para estos dos proyectos -el de Wikinger ha sido conectado a la red este viernes, mientras que el de East Anglia One será uno de los mayores parques eólicos marinos del mundo cuando comience a operar en 2020- han permitido dar trabajo a 2.600 personas en Puerto Real (Fene) y Avilés (Windar) y han beneficiado a numerosas empresas locales.

Asimismo, la presencia de Navantia en los proyectos de eólica marina de Iberdrola le ha permitido entrar en un mercado estratégico como es el negocio de la eólica marina, abriendo así la puerta de un nuevo sector de futuro para los astilleros.

En 2016, Navantia consiguió nuevas adjudicaciones para la construcción del parque de East Anglia One, por el que Iberdrola ha realizado contratos por valor de más de 185 millones de euros en los astilleros de Fene (A Coruña) y Puerto Real (Cádiz) y que están suponiendo carga de trabajo para más de 1.000 profesionales de los astilleros durante aproximadamente dos años.

Anteriormente, a finales de 2014, Iberdrola había adjudicado a Navantia contratos por valor de 160 millones de euros para la implantación de su instalación en el proyecto de Wikinger.

Estos pedidos realizados por la compañía supusieron carga de trabajo para más de 1.000 trabajadores de las instalaciones de Navantia, que fueron los encargados de realizar las 29 estructuras de anclaje (jackets) y la subestación eléctrica marina del parque alemán, que fue bautizada con el nombre de 'Andalucía'.

WIKINGER, UN MARCADO ACENTO ESPAÑOL.

Wikinger tiene un marcado acento español, ya que 116 pilotes están fabricados en Avilés (Asturias) por la compañía Windar, que también se ha ocupado de la elaboración de 70 torres y de 29 piezas de transición.

Por su parte, Navantia ha realizado en sus astilleros de Fene 29 'jackets' y en los de Puerto Real la subestación marina, y la empresa española Gamesa, ahora Siemens Gamesa, ha sido la encargada de la fabricación de las 70 turbinas.

Estas adjudicaciones a Navantia han supuesto también el impulso de decenas de empresas de las comarcas donde se ubican los astilleros, a las que se les ha abierto una nueva línea de negocio.

Un ejemplo es el contrato con la compañía viguesa Industrias Ferri para la fabricación de 71 grúas para la carga de equipos en el montaje del parque marino en aguas alemanas.