La Universidad de Zaragoza diseña un dispositivo para reducir en un 20% la emisión de CO2 a la atmósfera

Actualizado 24/02/2009 15:22:08 CET

ZARAGOZA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El grupo de investigación Películas y Partículas Nanoporosas de la Universidad de Zaragoza y miembro del Instituto de Nanociencia de Aragón trabaja en el diseño de un dispositivo --comúnmente llamado pila de hidrógeno-- para contribuir a reducir en un 20 por ciento las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Este proyecto, de ámbito internacional, se denomina 'Zeocell' y se enmarca dentro de los objetivos trazados por la Unión Europa, que deberían convertirse en una realidad generalizada a partir del año 2020, ha informado la Universidad de Zaragoza en un comunicado.

Las Pilas de Combustible de Membranas Intercambio de Protones de Alta Temperatura constituyen una de las tecnologías más prometedoras para generar directamente electricidad de un modo eficaz y medioambientalmente sostenible, a partir de combustibles como hidrógeno o alcoholes como metanol o etanol, han agregado desde la institución académica.

Entre las aplicaciones factibles de esos dispositivos, se encuentran las estacionarias, es decir no vinculadas al transporte, y dentro de éstas, como generadores de potencia y calor, no sólo a nivel industrial, sino también a mediana y pequeña escala.

Esto supone que estas pilas podrían ser utilizadas en zonas residenciales, hospitales, colegios para generar directamente energía eléctrica a partir de combustibles renovables.

Un elemento importante para que esta tecnología sea competitiva respecto a las ya existentes es disponer de materiales para preparar membranas capaces de operar a altas temperaturas (superiores a 120ºC) manteniendo sus prestaciones de calidad y hacerlo con un proceso de fabricación fácilmente escalable y de bajo coste.

EXPOSICIÓN DE LOS AVANCES

El grupo de investigación Películas y partículas Nanoporosas de la Universidad de Zaragoza actúa como coordinador del proyecto, en el que colaboran siete equipos de cinco países, y ha sido invitado a asistir estos días al congreso anual de la Sociedad Americana para el Avance de la Ciencia, al que asistirán más de 10.000 personas, para exponer los avances del programa.

La titular del Departamento de Ingeniería Química y Tecnologías del Medio Ambiente de la Universidad de Zaragoza y coordinadora del proyecto, María Pilar Pina, ha sido la encargada de dar a conocer el programa.

Según ha señalado, el proyecto propone desarrollar sistemas donde la conversión de energía sea más eficiente para lo que han elegido las Pilas de Combustible de Membranas de Intercambio de Protones de Alta Temperatura.

Se trata de un dispositivo electroquímico, en el que se transforma la energía química que contiene en combustible (hidrógeno y alcoholes como metanol y etanol) directamente en energía eléctrica, ha agregado.

El funcionamiento de estos sistemas difiere de las pilas que se utilizan en los dispositivos electrónicos, ya que las primeras "siempre que sean alimentadas con combustible y aire suministran potencia eléctrica", ha apuntado la experta.

Asimismo, ha explicado que "el objetivo final es el desarrollo de una membrana nanoestructurada para lograr un material con buena conductividad, baja permeabilidad de reactantes, durabilidad, estabilidad química, térmica y mecánica, además de una fácil fabricación y bajo coste".

Finalmente, ha comentado que otro de los puntos claves para facilitar el despliegue de esta tecnología es conseguir un suministro de hidrógeno no a partir de combustibles fósiles, como el petróleo y el gas natural, sino a partir de energías renovables, como la fotovoltaica, solar y eólica.