Banca Cívica admite conversaciones para una eventual integración

Actualizado 29/02/2012 14:04:39 CET
Antonio Pulido Y Enrique Goñi, Copresidentes De Banca Cívica
Foto: EUROPA PRESS

   MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

  El copresidente de Banca Cívica Antonio Pulido ha asegurado que la entidad está capacitada para afrontar en solitario los retos futuros del sector financiero, pero ha reconocido que "como todo el mundo" mantiene conversaciones sobre una eventual integración co

n otras entidades.

   "Estamos estudiando distintas opciones, como lo está haciendo la mayoría del sector en este momento, aunque quiero aclarar que nuestros niveles de resultados, de solvencia y de saneamiento nos permiten abordar esta etapa en una nueva buena posición de partida e incluso continuar nuestra andadura en solitario si fuera necesario", dijo.

   Pulido hizo estas declaraciones en la rueda de prensa para presentar los resultados anuales de Banca Cívica, que arrojaron un beneficio atribuido de 183,49 millones de euros en 2011, lo que supone un 6,4% menos que en el ejercicio precedente.

   "Las conversaciones múltiples pueden llegar a buen puerto o no, pero tenemos la posibilidad de seguir solos", dijo Pulido, quien agregó que Banca Cívica se mantiene a la espera del resultado del proceso de adjudicación de Unnim, que ha recibido ofertas vinculantes de compra por parte de Santander, BBVA, Popular e Ibercaja.

   "No sabemos a quién se le va a dar Unnim ni cómo eso nos va a afectar a nosotros", sostuvo Pulido ante el aluvión de preguntas formuladas respecto a si la entidad resultante de la fusión de Cajasol, Caja Navarra, CajaCanarias y Caja Burgos prevé iniciar un proceso de integración.

   Respecto a las exigencias de saneamiento de Banca Cívica para dar cumplimiento al real decreto del Gobierno por importe conjunto de 2.031 millones de euros, el copresidente Enrique Goñi aclaró que tras las medidas adoptadas por Banca Cívica, las necesidades reales se concretan en 572 millones de euros, 500 millones de provisiones y 72 millones, de capital.

   En este sentido, Goñi especificó que estos 500 millones de euros de provisiones deben acometerse con cargo a resultados y en el plazo de un año "a menos que una entidad se meta en un proceso de consolidación", situación que permite dilatar el plazo a dos ejercicios.

   Este copresidente enfatizó que Banca Cívica cumplirá con los nuevos requerimientos regulatorios marcados por la nueva normativa del Gobierno del pasado mes de enero, y que dispone de diferentes alternativas para afrontar los impactos, entre las que citó la capitalización de participaciones preferentes y la desinversión de participadas.

   "En 2012 vamos a acelerar la desinversión de activos", adelantó Goñi, quien cifró la desinversión en el conjunto de la cartera de participadas en unos 400 millones de euros, y calculó plusvalías latentes de la cartera industrial en torno al 10%, por importe inferior a 200 millones de euros.

APELACIÓN DE 9.800 MILLONES AL BCE.

   Asimismo, Goñi agregó que el margen de intermediación se verá activado por la subasta de liquidez celebrada hoy por el Banco Central Europeo (BCE), en la que Banca Cívica ha solicitado financiación al 1% de interés por importe de 6.100 millones de euros.

   De esta forma la apelación total de la entidad a la financiación del organismo que preside Mario Draghi se eleva a 9.800 millones en las últimas dos subastas, concretó el copresidente, para quien estas medidas del BCE contribuirán a que el sector "active el préstamo".

   Según concretó Goñi, la financiación del BCE permitirá a Banca Cívica amortizar financiación mayorista y así reducir costes, una de las palancas que prevé emplear para establecer su tasa de eficiencia en torno al 50% en 2012.

   El ratio de eficiencia de Banca Cívica cerró 2011 en el 78,44%, lo que supone un deterioro respecto a la tasa del 69,33% que marcaba doce meses antes.