Los bancos centrales del G-20 dicen que las criptomonedas no suponen un riesgo para la estabilidad

Publicado 19/03/2018 16:42:42CET

BUENOS AIRES, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Estabilidad Financiera (FSB), compuesto por los reguladores de los países del G20, considera que las criptomonedas no representan "actualmente" un riesgo para la estabilidad financiera global como consecuencia de su escasa magnitud en relación al conjunto del sistema y el hecho de que no sean aceptadas como sustituto del dinero, lo que limita sus vínculos con el resto del sistema.

En una carta remitida por Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra y presidente del FSB, a los ministros de Finanzas del G-20, que se reúnen este lunes y el martes en Buenos Aires, la institución que agrupa a los reguladores financieros de las principales economías mundiales fija como sus prioridades la identificación y resolución de nuevos riesgos emergentes, así como completar la agenda de reformas financieras del G-20 y la evaluación de las medidas implementadas para garantizar la eficacia y coherencia de las reformas.

Entre los nuevos riesgos emergentes detectados, los bancos centrales del G-20 han analizado el rápido crecimiento experimentado por las criptomonedas, llegando a la conclusión de que "actualmente no representan riesgos para la estabilidad financiera global".

En este sentido, Carney señala que el escaso tamaño del mercado de criptomonedas en relación al sistema financiero es uno de los motivos por los que el FSB no considera que sean una amenaza, puesto que, tomando como referencia su nivel más alto, su valor combinado apenas legaba al 1% del PIB mundial.

"Su pequeña magnitud, y el hecho de que no sean un sustituto del dinero y tengan un uso muy limitado en la economía real y en transacciones financieras, ha significado que los vínculos con el sistema financiero sean limitados", sostiene el banquero anglosajón.

No obstante, el presidente del FSB reconoce que los mercados evolucionan muy rápidamente, por lo que este análisis inicial podría cambiar en caso de que las criptomonedas llegaran a tener mucho más uso, así como mayor interconexión con el sistema regulado, lo que podría llegar a suponer un riesgo a través del efecto sobre la confianza.

Asimismo, Carney subraya los problemas planteados por las criptomonedas en materia de protección de los consumidores, así como por su utilización en actividades ilegales y el blanqueo de capitales al mismo tiempo que las tecnologías que respaldan estos activos cuentan con potencial para mejorar la eficiencia e inclusividad del sistema financiero y la economía.

La cotización de las principales criptomonedas ha recibido con subidas la valoración emitida por el FSB. En el caso de bitcoin, su cotización subía un 4,27%, hasta 8.545 dólares, mientras Etherum ganaba un 1,58%, hasta 547 dólares.