Los dividendos mundiales crecieron un 7,7% en 2017, el mayor aumento desde 2014, según Janus Henderson

Billetes de 500 euros
EUROPA PRESS
Publicado 19/02/2018 14:00:33CET

El crecimiento de los dividendos en Europa se limitó al 1,9%

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

El valor total de los dividendos mundiales de las empresas ascendió a 1,2 billones de dólares (1 billón de euros) en 2017, un 7,7% más que el anterior ejercicio, lo que supone el mayor ritmo de crecimiento desde el año 2014, debido al "fortalecimiento de la economía" y "la mejora de la confianza empresarial", según un estudio de la firma internacional de gestión activa Janus Henderson.

Por su parte, el crecimiento subyacente, que tiene en cuenta las fluctuaciones de los tipos de cambio y los dividendos extraordinarios, se situó en el 6,8% y mostró una menor divergencia entre las distintas regiones del mundo, algo que "pone de manifiesto", según el estudio, que la recuperación económica "está generalizada" a escala global.

EUROPA, REZAGADA DEL RESTO DEL MUNDO

El principal catalizador regional se localizó en Estados Unidos, donde las empresas distribuyeron 438.100 millones de dólares (353.000 millones de euros), tras crecer un 5,9% en su tasa general y un 6,3% en la subyacente.

Las empresas de la región de Asia Pacífico, excluyendo Japón, repartieron 139.900 millones de dólares (113.000 millones de euros), un 19% más, impulsadas por la actividad en Hong Kong, Taiwán y Corea del Sur.

En Europa, sin embargo, el crecimiento de los dividendos quedó rezagado del resto del mundo, con un aumento del 1,9%, siendo su tasa subyacente del 2,7%. Las empresas comunitarias distribuyeron 227.400 millones de dólares (183.000 millones de euros).

Este menor crecimiento se debe, según explica el estudio, a los recortes en los pagos realizados por las grandes compañías en España y Francia, la depreciación del euro en el segundo trimestre, cuando la mayoría de los repartos tienen lugar en ese momento, y el descenso de los dividendos extraordinarios.

De cara a 2018, Janus Henderson prevé un crecimiento del 7,7%. Además, si el dólar mantiene su perfil bajo frente al resto de monedas, las cifras de este año "se beneficiarán de una conversión de los repartos a dólares a unos tipos de cambio más favorables".