Doris (Mediolanum) alaba la consolidación de la banca española, pero critica el elevado número de oficinas

Sede de Banco Mediolanum en Barcelona
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 12/06/2018 18:39:12CET

El banco busca la entrada de un socio inversor para que le ayude a impulsar su negocio en Alemania

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero delegado de Banca Mediolanum, Massimo Doris, ha destacado el gran esfuerzo de consolidación del sector bancario español tras la crisis financiera, pero ha criticado el elevado número de oficinas en relación a los habitantes del país.

"El sistema bancario español está bastante más adelantado que el italiano", ha apuntado Doris durante un encuentro con periodistas en Madrid, aunque ha asegurado que en cuanto a la ratio de oficinas/habitantes en Italia se ha hecho "mejor".

Según ha explicado el máximo ejecutivo del grupo italiano, a pesar de que el mercado transalpino es "libre", todavía hay "demasiadas" entidades bancarias. "Un banco muy pequeño no debería resistirse, ya que tiene muy difícil competir", ha asegurado.

Para Doris, los bancos pequeños tienen dos problemas fundamentales a los que enfrentarse y que repercuten sobre sus gastos y costes: la regulación y la actitud cambiante de los clientes.

"La normativa cambia continuamente y eso supone un gasto tecnológico que, si no tienes una dimensión suficiente, no puedes cumplir. A su vez, los clientes cambian de actitud, pidiendo nuevos servicios, para lo que se requiere también de inversión", ha aseverado.

En Italia hay más de un centenar de entidades bancarias, muchas que no pertenecen a ningún grupo. Doris cree que los bancos pequeños deberían copiar la "importante" consolidación que ha tenido lugar en España y salir del mercado.

No obstante, el directivo ha asegurado que la banca italiana está "mucho más adelantada" que la española en lo que respecta al número de oficinas per cápita. "En España esta ratio es muy alta", ha subrayado.

Así, aunque no cree que las oficinas deban desaparecer, opina que deberían centrarse en el asesoramiento. "La tecnología está sustituyendo a las oficinas, pero los consultores resistirán", ha aseverado.

CONSULTORÍA BANCARIA

Por su parte, el consejero delegado de Banco Mediolanum, Vittorio Colussi, responsable de la entidad española, que opera como tal registrada en el Banco de España, ha dicho que en el mercado ibérico no existe competencia desde el punto de vista de la consultoría, servicio en el que está centrada su estrategia.

Según el directivo, las redes de consultoría de bancos como las de Santander o BBVA son "muy distintas o muy especializadas" en relación a las suyas. Actualmente Banco Mediolanum cuenta con un total de 913 consultores o 'family bankers', Y tiene previsto alcanzar los 1.000 este ejercicio y los 3.000/3.500 en "unos años", según Colussi.

"En España estamos creciendo y, aunque tenemos un recorrido muy largo, esperamos alcanzar la dimensión de Italia (...). Tenemos un gran espacio para crecer", ha añadido Colussi. La entidad cuenta con un total de 119.574 clientes en el país.

Banco Mediolanum contaba con un patrimonio bajo gestión, que incluye depósitos de valores y pasivo bancario, así como fondos de inversión, pensiones, SICAVs y seguros de vida, de 4.727 millones de euros en marzo de 2018, mientras que en Italia esta cifra asciende a 74.899 millones de euros.

BÚSQUEDA DE UN INVERSOR PARA SU NEGOCIO EN ALEMANIA

Preguntado por la intención del banco de entrar en nuevos mercados, Doris ha revelado que por ahora es una estrategia que "descartan totalmente" y que están centrados en crecer en donde ya tienen presencia. En caso de buscar expandirse en un futuro, el directivo ha dicho que lo harán en países "fuertes", no como en Portugal, que considera un país "pequeño".

Asimismo, Doris ha admitido que existe "un problema" con el negocio en Alemania. "Estamos creciendo, pero muy lentamente", ha apostillado. En este sentido, ha indicado que el grupo bancario se encuentra a la búsqueda de un socio inversor que les ayude a impulsar el negocio alemán, vendiendo una participación del mismo.

"En Alemania compramos directamente una licencia bancaria para entrar a operar. Cometimos el error de empezar de inmediato como banco", ha reconocido el directivo.

Según Doris, deberían de haber empezado en el 'motor económico de Europa' operando como una red de consultores, para más tarde comenzar a distribuir productos de inversión y, una vez se lograra una sólida cartera de clientes, actuar como un banco.

NUEVA NORMATIVA EUROPEA: "NO ES ALGO DRAMÁTICO PARA NOSOTROS"

En relación a la directiva europea relativa a los mercados de instrumentos financieros, 'MiFID II', y aunque aún no exista una trasposición de la misma en la regulación española, Doris ha destacado que se trata de una medida positiva, ya que refuerza la transparencia del sector.

"No ha sido algo dramático para nosotros. Desde el 1 de enero nos estamos adaptando a la nueva norma de la Unión Europea (UE). Solamente es formalizar lo que ya hacíamos hasta ahora. No hemos cambiado nuestro comportamiento", ha remarcado el directivo.

Por otro lado, el nivel de solvencia de Banco Mediolanum alcanzaba en marzo de 2018 el 34,3%, mientras que la ratio de morosidad se situaba en el 2,04%. El primero se sitúa por encima de la media del sector, mientras que la segunda, por debajo.

Colussi ha explicado que cuando Mediolanum llegó a España debía mostrar un nivel de solvencia muy alto para poder dar "tranquilidad" y hacer ver que era un banco "serio". "De hecho, durante la crisis nunca fuimos un problema. La última preocupación del Banco de España éramos nosotros", ha subrayado.

Respecto a los niveles de morosidad, el directivo ha apuntado que se mantienen "muy bajos" debido a que no ofrecieron préstamos, durante la recesión ni ahora, a empresas, que fueron los agentes que más perjudicados salieron de aquel episodio.