Draghi recomienda al mercado que se acostumbre a la mayor volatilidad

 

Draghi recomienda al mercado que se acostumbre a la mayor volatilidad

Actualizado 03/06/2015 16:27:18 CET

FRÁNCFORT (ALEMANIA), 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, no ha prestado demasiada importancia a los recientes movimientos en los mercados a los que ha enviado la recomendación de que vayan acostumbrándose a un mayor grado de volatilidad.

   "Los mercados tendrían que acostumbrarse a periodos de una mayor volatilidad", declaró el banquero italiano en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno del instituto emisor, que decidió mantener los tipos de interés en el mínimo histórico del 0,05%.

   En este sentido, el presidente del BCE aseguraba que la entidad no se ha planteado variación alguna de su actual política monetaria y ha reiterado la disposición del Consejo a reforzarla si lo considerase oportuno.

   "Si fuera necesario, podemos reconsiderar su volumen, distribución temporal y el diseño de nuestras medidas, pero actualmente no hace falta", añadió.

   De hecho, Draghi desechó la posibilidad de que el BCE se haya planteado alguna estrategia de salida con respecto a sus medidas extraordinarias, que entraron en vigor con su alcance actual el pasado mes de marzo.

   "Los riesgos para la estabilidad financiera deberían resolverse mediante las apropiadas herramientas macroprudenciales", indicó el banquero italiano.

   A este respecto, el presidente del BCE admitió que segmentos como el sector asegurador pueden ver más restringida su capacidad para diversificar su exposición como consecuencia del marco regulatorio.

LA EUROZONA PIERDE ALGO DE FUERZA.

   Por otro lado, el presidente del BCE aprovechó su rueda de prensa para dar a conocer las previsiones macroeconómicas de la entidad, que ha confirmado su pronóstico de PIB para este año y el siguiente, aunque ha recortado una décima la estimación de 2017.

   El banquero italiano ha confirmado que la economía de la zona euro crecerá un 1,5% en 2015 y un 1,9% en 2016, en línea con lo proyectado en marzo, mientras que en 2017 el PIB se expandirá a un ritmo del 2%, frente al 2,1% anticipado anteriormente.

   El banquero italiano no ha dudado en señalar que la lentitud en los progresos en la introducción de reformas "daña el crecimiento" y ha reconocido que la zona euro ha perdido "algo de ímpetu" por factores que atribuyó a elementos ajenos a la zona euro.

   "La recuperación sigue su curso, aunque habíamos esperado cifras más fuertes de las mostradas en los pronósticos", reconoció.

   En cuanto a la evolución de los precios, Draghi confía en que la inflación repuntará a medida que avanza el año por el efecto base de la caída del crudo el año pasado y opina que la debilidad del euro y la recuperación de la economía deberían permitir un incremento de los precios en 2016 y 2017.

   De este modo, el BCE espera que la inflación cierre 2015 en el 0,3%, frente al 0% estimado el pasado mes de marzo, mientras que ha mantenido sin cambios sus pronósticos de inflación para 2016 y 2017, cuando los precios subirán respectivamente un 1,5% y un 1,8%.

   "La política monetaria ha contribuido a la recuperación de las expectativas de inflación y a una mejora en las condiciones de préstamo", afirmó Draghi, quien señaló que "la implementación de las medidas de política monetaria llevarán las tasas de inflación hacia el 2%".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies