Almunia dice que corresponde a las autoridades españolas resolver los casos de "engaños" con las preferentes

Actualizado 30/01/2013 13:22:40 CET

Asegura que desconoce los detalles del acuerdo entre el PP y el PSOE

BRUSELAS, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Comisión y responsable de Competencia, Joaquín Almunia, ha eludido este miércoles valorar el acuerdo alcanzado entre el PP y el PSOE sobre los preferentistas y ha dicho que son las autoridades españolas -y no la UE- las que deben resolver los casos de clientes "engañados".

"No conozco ningún aspecto (del pacto entre el PP y el PSOE) más allá de lo que la prensa publica esta mañana", ha dicho Almunia al ser preguntado por si el compromiso se ajusta a las condiciones impuestas por la UE a cambio del rescate bancario.

"En todo caso, las autoridades españolas saben muy bien cuáles son las condiciones establecidas en el memorándum de entendimiento y en las decisiones que tomamos en noviembre y diciembre para la reestructuración de bancos en España con apoyo público" europeo, ha indicado.

"Sobre el engaño, el memorándum de entendimiento o nuestras decisiones no opinan. Eso pertenece a otra esfera y es una esfera de autoridades españolas o en todo caso de la justicia española", ha resaltado Almunia.

El responsable de Competencia ha recordado que en el memorándum de entendimiento del rescate y las decisiones de los planes de reestructuración de los bancos que han recibido ayudas se fija una metodología pactada con España para evaluar cuál es la quita que debe aplicarse a las preferentes y a la deuda subordinada.

"Es el reparto de esfuerzos, que es un principio general que lo que trata de defender es el bolsillo de los contribuyentes", ha apuntado Almunia.

LA UE NO FINANCIARÁ LAS COMPENSACIONES A LOS PREFERENTISTAS

El vicepresidente del Ejecutivo comunitario ya aclaró en diciembre que Bruselas acatará los fallos de la justicia o de arbitrajes jurídicamente vinculantes. Pero cualquier compensación que vaya más allá de la metodología prevista en el memorándum "no va a ser financiada con los fondos que vienen del mecanismo" europeo de estabilidad (MEDE).

"Deberá ser financiada con recursos que busquen las propias entidades o con recursos que se puedan allegar por parte de las autoridades correspondientes del Estado miembro, en este caso de España", aseguró Almunia.