(Amp) Bancaja, La Caixa, Caja Madrid, CAM, Banesto, Sabadell y Bankinter logran el 46% de la liquidez del FAAF

Actualizado 24/02/2009 14:49:09 CET

Vegara valora la función de las subastas, pero "no puede esperarse que una sola medida cambie de forma radical la evolución del crédito"

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

Bancaja, La Caixa, Caja Madrid, Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), Banesto, Sabadell y Bankinter obtuvieron el 46% de la liquidez en las subastas del Fondo de Adquisición de Activos Financieros (FAAF) celebradas hasta ahora, en las que se repartieron un total de 19.341 millones de euros, según los datos facilitados hoy por el Ministerio de Economía y Hacienda.

Concretamente, Bancaja obtuvo 1.498 millones, lo que supone el 7,75% de la liquidez total, seguida de cerca por 'La Caixa', con 1.338 millones (6,92%); Caja Madrid, con 1.320 millones (6,83%); la CAM, con 1.315 millones (6,8%); Banesto, con 1.301 millones (6,73%); Sabadell, con 1.237 millones (6,4%) y Bankinter, con 1.013 millones (5,24%).

Del total de 54 entidades que han acudido a este fondo del Tesoro para acceder a liquidez a cambio de activos financieros sanos y de alta calidad, sólo hay siete bancos, entre los que figuran, además de los ya mencionados, el Banco Popular (939 millones), el Banco Pastor (293 millones), el Banco de Andalucía (152 millones), y el Banco de Valencia (97 millones). Ni Santander ni BBVA acudieron a las subastas de liquidez del fondo, tal y como anunciaron ambas entidades.

A la luz de estos datos ofrecidos por Economía en la Cámara Baja se desprende que los bancos acapararon el 26% de la liquidez ofrecida por este fondo en las cuatro pujas realizadas hasta ahora, mientras que las cajas de ahorros se hicieron con el 74% restante, prácticamente las tres cuartas partes.

El secretario de Estado de Economía, David Vegara, hizo hoy una valoración "positiva" de las subastas de liquidez del FAAF por considerar que se trata de un instrumento "ágil, transparente y eficaz" para inyectar financiación a bancos y cajas de ahorros, y facilitar así la concesión de créditos a familias y empresas, pero destacó que "no puede esperarse que una sola medida vaya a cambiar de forma radical la evolución del crédito".

RESTABLECIMIENTO DE LA CONFIANZA PRIVADA.

Para ello será necesario que funcione adecuadamente todo el conjunto de actuaciones puestas en marcha por el Ejecutivo y que, en último término, "se restablezca la confianza entre los agentes privados", dijo en su comparecencia en la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso de los Diputados.

Vegara señaló que, pese a la todavía corta experiencia del fondo de adquisición de activos, es una "evidencia" que ha contribuido a paliar el deficiente funcionamiento del mercado interbancario y de los mercados de capitales internacionales al inyectar más de 19.000 millones de euros a las entidades de la dotación total de 30.000 millones.

Asimismo, incidió en la creciente demanda por parte de las entidades, lo que ha puesto de manifiesto su interés por este mecanismo articulado por el Gobierno, ya que se han solicitado alrededor del 137% del total de fondos subastados mediante operaciones simultáneas, mientras que el ratio de cobertura media en las operaciones de compra en firme ha sido de 1,6 veces.

COMPETENCIA ENTRE ENTIDADES.

El secretario de Estado de Economía consideró además que la dispersión de los tipos de interés entre las diferentes peticiones ha sido "significativa" y pone claramente de manifiesto la competencia entre entidades por acceder a la financiación que podían conseguir del fondo.

En su opinión, la valoración positiva sobre el funcionamiento del fondo también la comparten otros países, ya que Reino Unido está introduciendo modificaciones en sus medidas económico-financieras, adoptando instrumentos que mimetizan las soluciones ofrecidas por el FAAF.

Vegara recordó que los ministros de Economía y Finanzas europeos adoptaron a finales de 2008 criterios comunes de actuación y se comprometieron a actuar de forma coordinada con el Banco Central Europeo (BCE) para asegurar liquidez y facilitar financiación y mecanismos para proveer de recursos de capital a las entidades financieras.

En este contexto se inscribe el paquete de medidas articulado por el Gobierno español para paliar los efectos del racionamiento de crédito sobre el sistema financiero español y, por tanto, sobre la economía, donde ocupa un papel importante el Fondo de Adquisición de Activos Financieros (FAAF), subrayó el secretario de Estado de Economía. Tras la quiebra de Lehman Brothers y el sistema financiero "al borde del colapso", las autoridades "debían actuar de forma decidida", insistió Vegara.

Según explicó, la escasa exposición de bancos y cajas de ahorros españoles a activos tóxicos ha logrado minimizar el impacto de la crisis financiera internacional en España, aunque no hay que minusvalorar su efecto, porque el déficit exterior español ha de financiarse desde fuera, con las dificultades que esto supone ante la cerrazón de los mercados financieros, y porque coincide con el ajuste de los sectores inmobiliario y de la construcción.