(Amp) Mutua Madrileña asegura que "no tendrá problemas" para adecuarse a las exigencias de capital de Bruselas

Actualizado 18/05/2012 17:41:54 CET

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Mutua Madrileña, Ignacio Garralda, ha asegurado que la entidad "no tendrá problemas" para adecuarse a las exigencias de capital que prepara Bruselas para bancos y aseguradoras y que podrían entrar en vigor el 1 de enero de 2014.

Durante su intervención en la junta general de accionistas de la compañía celebrada este viernes, Garralda ha subrayado que estos requerimientos de capital no supondrán ningún inconveniente para la empresa, "ya que su tamaño y su grado de solvencia le proporciona un amplio margen para adecuarse a las futuras exigencias, por muy elevadas que sean".

El margen de solvencia de la entidad en el ramo de no vida se situó a finales de 2011 en el 2.031%, nivel superior al 1.939% con el que cerró 2010, "con lo que Mutua tiene el mejor ratio de solvencia de España y Europa", ha aseverado Garralda.

Otro de los puntos que el presidente de la compañía ha destacado durante su discurso es que el patrimonio de la firma ha vuelto a los niveles previos al inicio de la crisis, después de la caída de valor que se produjo en 2008.

Así, la empresa cerró 2011 con un patrimonio total de 5.750 millones de euros, frente a los 5.200 millones con los que finalizó el ejercicio de hace cuatro años.

Ignacio Garralda ha destacado que la sociedad ha gestionado su patrimonio "bajo el criterio de mantener una exposición reducida en renta variable durante estos años porque la situación del mercado así lo aconseja y porque Mutua quiere dirigir su estrategia inversora más hacia su propia actividad".

"La estructura del activo de la compañía es muy equilibrada y bastante conservadora, a lo que hay que añadir la inexistencia de pasivo exigible al gozar de endeudamiento cero, algo casi insólito en el panorama nacional", ha resaltado el presidente de la aseguradora, quien ha afirmado que estos datos les permiten afrontar con "preocupación, pero también con tranquilidad la grave crisis económica que vive en país".