(Amp) Trichet considera "extremadamente importante" que España profundice en la reforma laboral y de pensiones

 

(Amp) Trichet considera "extremadamente importante" que España profundice en la reforma laboral y de pensiones

Actualizado 10/12/2010 19:51:56 CET

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, aseguró que es "extremadamente importante" que España profundice en las reformas estructurales, especialmente del sistema de pensiones y del mercado laboral, para gozar de credibilidad en los mercados y que las turbulencias no afecten al país.

En la clausura del 'V Seminario de Alto Nivel del Eurosistema y los Banco Centrales de América Latina', Trichet instó a los Gobiernos europeos a trabajar "con decisión" y a ahondar en las medidas adoptadas para ser creíbles en cuanto al cumplimiento de los objetivos, entre los que destacó la reducción del déficit, especialmente en 2010 y 2011.

El presidente del BCE dijo que la reforma laboral y de las pensiones son "esenciales" para la prosperidad de la economía española porque actúan de catalizador para potenciar el crecimiento económico.

En este sentido, insistió en la necesidad de que todos los países de la zona euro, incluido España, dejen claro que sus objetivos de reducción de déficit para estos dos años estén apoyados por medidas como las que ya se han tomado y de reformas estructurales, que son "importantísimas" y "esenciales" no sólo para consolidar la posición fiscal, sino también el crecimiento.

DAR TIEMPO AL MERCADO

Preguntado por si las medidas adoptadas hasta ahora y los rescates de Grecia e Irlanda no han sido suficientes para calmar a los mercados, Trichet recalcó que el mercado, los observadores y los inversores necesitan tiempo antes de darse cuenta de su resultado, por lo que ahora se está en un "compás de espera". Además, estimó que la decisión de los dos países europeos de recurrir a la ayuda internacional ha sido visto como algo "positivo".

Sobre la posibilidad de que Brasil asista a Portugal mediante la compra de deuda pública del país luso, Trichet subrayó que se trata de dos países "estrechamente relacionados", pero eludió hacer ningún comentario al respecto.

Sin embargo, incidió en que es muy importante que todas las autoridades y los gobiernos "sin excepción" se involucren en este proceso y demuestren de forma fehaciente que están haciendo "lo que hay que hacer" y sean todo lo activos que puedan a la hora de establecer las medidas que permitan alcanzar los objetivos marcados.

Asimismo, recordó que si la eurozona consigue consolidar su situación fiscal alcanzará un déficit que será "muy inferior" al de las dos mayores economías desarrolladas del mundo, Estados Unidos y Japón.

En esta línea, destacó que desde el inicio de la recuperación económica en el tercer trimestre de 2009, el BCE ha revisado sus previsiones de crecimiento al alza todos los trimestres al alza. Así, reconoció que España es uno de los muchos países cuya economía se ha comportado mejor de lo previsto, tal y como constata la institución en su último boletín, en el que no cita a ninguna economía en concreto.

En este sentido, recordó que cuando se puso en marcha la moneda única, algunos países como España crecieron de forma muy rápida, mientras que otras como Alemania lo hacían de forma más lenta, lo que tampoco tendría que sorprender por el tamaño de su economía.

Sin embargo, ahora la situación ha vuelto a un mayor equilibrio y se está ajustando el crecimiento de las diferentes economías europeas. Aunque defendió que este ajuste muy positivo, alertó que tampoco hay que "dormirse en los laureles" y hacer las cosas bien.

EUROBONOS.

En cuanto a qué opinión le merece una eventual emisión de deuda soberana comunitaria a través de 'eurobonos', Trichet expresó su deseo de que no se barajen posibilidades hasta que el instituto emisor europeo tome una decisión al respecto. "No tengo ninguna postura en absoluto sobre esta cuestión y en términos generales me gustaría que estas propuestas salieran a la luz cuando tengamos una decisión que comunicar", aseveró.

El presidente del BCE también se refirió a las facilidades de liquidez que el organismo da a las entidades financieras europeas al afirmar que la institución monetaria considera apropiado mantenerlas por el momento, tal y como constató su consejo de gobierno en su ultima reunión. "El mercado lo supo apreciar", consideró.

Sobre los test de estrés que se aplicaron a las entidades financieras europeas el pasado verano, Trichet valoró su importancia y abogó por que se realicen de forma sistemática a ambos lados del Atlántico. "Son una herramienta muy útil e importante", estimó el presidente del BCE, quien no confirmó si se realizará una nueva prueba de estrés a la banca europea el próximo mes de febrero.

Al ser preguntado sobre la escalada del precio del petróleo y la posibilidad de que provoque un cambio de la política monetaria del BCE, que mantiene los tipos de interés en el mínimo histórico del 1%, Trichet dijo que la evolución de las materias primas es un asunto que los bancos centrales "siempre tienen en mente", pero que el equipo ejecutivo constató en su última reunión que el precio oficial del dinero se encuentra en el nivel adecuado.

El presidente del BCE aseveró que la responsabilidad del instituto emisor es garantizar la estabilidad de precios y tener credibilidad en la consecución de este objetivo en los 16 países adscritos a la moneda única. "Estamos orgullosos de haber cumplido, tenemos un buen historial y creemos que podremos cumplir con las responsabilidades que nos otorgaron nuestros conciudadanos en los próximos diez años", agregó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies