(Ampliación) Caja Madrid logra beneficio récord de 2.861 millones en 2007, un 177% más, tras vender Endesa

 

(Ampliación) Caja Madrid logra beneficio récord de 2.861 millones en 2007, un 177% más, tras vender Endesa

Actualizado 22/01/2008 17:27:02 CET

La caja realiza una dotación extraordinaria de 708 millones y apuesta por la captación de depósitos en 2008

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El grupo Caja Madrid obtuvo un beneficio neto atribuido de 2.860,8 millones de euros en el ejercicio 2007, lo que supone un incremento del 177% respecto año anterior, informó hoy la entidad que preside Miguel Blesa.

Se trata del beneficio atribuido más alto de su historia y estuvo apoyado en el sólido crecimiento del negocio recurrente y la venta de la participación de Endesa, que generó unas plusvalías de 2.333 millones de euros. Sin partidas extraordinarias, el beneficio habría crecido un 40%, hasta 1.443 millones de euros.

El presidente de la entidad, Miguel Blesa, calificó este resultado de "extraordinario" y destacó que la venta de la participación en Endesa fue "una gran operación" que aportó 4.220 millones de euros de liquidez en un momento en el que el mercado presentaba problemas. Además, señaló que esta plusvalía ha aportado "tranquilidad" a la caja porque la liquidez "es el gran caballo de batalla de este año".

En 2007, Caja Madrid elevó su margen de intermediación un 16,3%, hasta 2.248,4 millones, mientras que el margen básico fue de 3.101,86 millones de euros (+12,5%) y margen ordinario subió un 82,5% y se situó en 5.859,8 millones. El margen de explotación, por su parte, registró un incremento del 141,3%, hasta 4.232,62 millones de euros.

El volumen de negocio superó los 257.000 millones de euros, un 13% más, mientras que los ingresos por comisiones netas alcanzaron los 853,43 millones de euros, un 3,4% más, impulsadas por las de actividades de sindicación y estructuración de operaciones.

Blesa destacó que las participadas (Realia y el 'holding' Mapfre-Caja Madrid) aportaron 253,2 millones de euros a la cuenta de resultados y afirmó que los resultados por operaciones financieras, sin contar con Endesa, superaron los 171 millones de euros.

RALENTIZACIÓN DEL CRÉDITO.

Los créditos a la clientela totalizaron 107.758,5 millones de euros, lo que supone un incremento del 13,3% respecto al ejercicio anterior. De esta cantidad, 100.016,8 millones eran créditos al sector privado residente (+13,4%), de los que los créditos con garantía real ascendían a 70.242,17 millones de euros, un 11,1% más.

Blesa explicó que la caja ralentizó el crecimiento de los créditos a la clientela en 2007 porque las previsiones del mercado "aconsejaban" esta estrategia. Según indicó, los préstamos para financiación de vivienda aumentaron un 8%, frente al incremento del 26% registrado en 2006.

En este sentido, dijo que habrá un "cambio en el patrón de crecimiento de los créditos" ya que ha aumentado el preso de los préstamos a empresas, donde los créditos crecieron un 24% en 2007. El presidente de Caja Madrid reconoció que se ha reducido el crédito al sector inmobiliario, aunque destacó que obedece tanto a un descenso de la demanda como a que la entidad ha sido más estricta en la concesión de préstamos.

La tasa de morosidad de la entidad se colocó en el 0,90%, frente al 0,62% registrado un año atrás, con una cobertura del 237%. "La morosidad ya está detrás de la puerta, no ha entrado, pero si lo hace será en tropel", advirtió Blesa, que indicó que "no se sabe hasta dónde puede llegar" el nivel de impagos, que dependerá. En cualquier caso, Blesa aseguró que "habrá dificultades".

DEPÓSITOS, LA GRAN APUESTA EN 2008.

La entidad se ha marcado como objetivo para 2008 un crecimiento del negocio del 10%, con una desaceleración de la financiación a vivienda, que pasaría del ritmo de crecimiento actual del 8% a un incremento del 5%. Además, el objetivo es que el crédito a empresas avance a un ritmo similar al actual, del 20%.

Asimismo, Caja Madrid intensificará su actividad para captar depósitos de clientes este año, rúbrica en la que espera un crecimiento del 13%, gracias al lanzamiento de "productos agresivos", como los comercializados en el último semestre.

"El objetivo es conseguir un crecimiento estable de la inversión crediticia parejo a los recursos captados de clientes", señaló Blesa, que apuntó que la entidad tendrá que reducir sus planes de crecimiento".

En 2007, los recursos gestionados de clientes en balance se situaron en 126.272 millones de euros, un 14% más que el año anterior, y el principal aumento correspondió a las imposiciones a plazo, que avanzaron casi un 38%, con una captación neta total de más de 8.200 millones de euros. Los de fuera de balance, por su parte, crecieron un 5%, hasta 23.037 millones de euros.

Por otro lado, Blesa recordó que el aumento de los gastos de personal y generales en un 11% y un 4%, respectivamente, es consecuencia de la apertura de 32 nuevas oficinas en la red comercial y de la contratación de 1.332 empleados. Además, subrayó que la entidad va a mantener el ritmo de aperturas previsto de 300 nuevas oficinas en España.

La entidad madrileña, que cerró 2007 con más de 525.000 clientes, situó el ratio de eficiencia en el 25,5%, mientras que la rentabilidad sobre fondos propios (ROE) fue del 42,3%.

"DOTACIÓN EXCEPCIONAL" DE 708 MILLONES.

Blesa señaló que "según los tiempos que corren" resulta conveniente "aprovechar el beneficio excepcional para hacer una dotación excepcional" de 708 millones de euros. Según explicó, la dotación, que ha sido "totalmente voluntaria", se ha realizado "en previsión de que haya dificultades".

Respecto al desplome registrado por las bolsas europeas, Blesa dijo que era de esperar porque hay "un clima de desconfianza absoluto" que impregna todo el sistema empresarial y financiero. A su juicio, es peor la desconfianza derivada de las dudas sobre "qué es lo que queda por salir y quién lo tiene" que la crisis original.

Preguntado por la cartera industrial, Blesa recordó que se formó en un momento de bajada de tipos y afirmo que, aunque no es prioritario mantenerla, la caja "no tiene intención de moverse de esas inversiones" ni tampoco se plantea tomar nuevas participaciones.

Blesa sí confirmó que la caja continúa con su plan de inversión en el extranjero y dijo que si la crisis plantea oportunidades, las aprovechará, aunque subrayó que las cajas no se mueven con la misma soltura que otras entidades. En este marco, destacó que no va a crear una corporación industrial para englobar sus participaciones.

El presidente de Caja Madrid también auguró fusiones en el sector, sobre todo entre entidades de la misma comunidad autónoma.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies