El austriaco Erste Group Bank, participado por CaixaBank, pierde 718,9 millones en 2011

Actualizado 29/02/2012 11:33:33 CET

VIENA, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

El banco austriaco Erste Group Bank, participado en un 10,09% por CaixaBank, registró pérdidas por importe neto atribuido de 718,9 millones de euros al cierre de 2011, en contraste con el beneficio de 878,7 millones de 2010, informó la entidad, que, sin embargo, auguró una mejora de sus cuentas para 2012.

Los ingresos por intereses netos de la segunda mayor entidad de crédito en las economías emergentes de Europa se situaron en 5.569 millones, un 2,4% más, mientras que las provisiones por riesgo de crédito aumentaron un 12,2%, hasta 2.266,9 millones.

El banco austriaco precisó que este aumento de las provisiones se explica en gran medida por la decisión del Gobierno húngaro sobre el reembolso de préstamos en divisas, que supuso un impacto negativo de 4.500 millones para la entidad. No obstante, Erste Group Bank prevé un descenso de las provisiones en 2012.

En el cuarto trimestre de 2011, la entidad austriaca obtuvo un beneficio neto atribuido de 254,1 millones de euros, un 3,7% más que en el mismo periodo de 2010, mientras que los ingresos por intereses netos crecieron un 6,8%, hasta 1.434,9 millones.

En este sentido, Andreas Treichl, consejero delegado de la entidad, destacó que volver a ser rentables en el cuarto trimestre demuestra la validez del modelo de negocio de Erste Group Bank, que prevé una ligera mejora de sus resultados operativos en 2012 a medida que se recuperan las economías emergentes de Europa, con la excepción de Hungría y Croacia.

Por otro lado, la entidad austriaca destacó que a 31 de diciembre, su ratio de capital básico (core Tier1) se situaba en el 9,4%, mientras que las necesidades de capital estimadas por la Autoridad Bancaria Europea (EBA) se redujeron a 166 millones, desde los 743 millones calculados.