El Banco de Inglaterra despide a su operador jefe en divisas por una "falta grave"

Actualizado 07/12/2014 3:05:54 CET

Cinco grandes bancos, multados por la manipulación del mercado de divisas

LONDRES, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Banco de Inglaterra (BoE) ha despedido al operador jefe en divisas de la institución, Martin Mallett, como consecuencia de una "falta grave" cometida por el alto funcionario, que permanecía suspendido de sus funciones desde el pasado mes de marzo.

El banco central británico ha subrayado que el despido de Mallett no está relacionado con la investigación realizada por la entidad sobre la manipulación del mercado de divisas por varios operadores de distintas entidades.

"Siguiendo un proceso disciplinario al margen de la investigación realizada por Lord Grabiner, el operador jefe en divisas del BoE, quien permanecía suspendido desde marzo, fue despedido el 11 de noviembre por una falta grave en relación con el cumplimiento de las políticas internas de la institución", informó el BoE.

"Este despido individual no tiene nada que ver con las alegaciones investigadas por Lord Grabiner, sino que es resultado de la información obtenida durante la fase inicial de evaluación interna de su plantilla en el área de divisas", añadió la institución.

El informe de la entidad concluye que ningún funcionario del BoE se vio involucrado en actividades ilegales o inadecuadas en relación con los intentos de manipular los índices de referencia del mercado de divisas, aunque reconoce que Martin Mallett tuvo conocimiento de que varios 'traders' de los bancos compartían información de sus clientes y, sin embargo, no trasladó esta información a la persona adecuada.

"Un funcionario estaba al tanto de que los traders estaban compartiendo información sobre órdenes de sus clientes, algo no necesariamente incorrecto, pero que sí puede elevar el riesgo de conductas impropias,... y a pesar de sus preocupaciones no trasladó el asunto a la persona apropiada", señala el informe del BoE.

En concreto, la investigación señala que Mallett estaba al tanto de esta circunstancia "al menos desde el 16 de mayo de 2008" y desde finales de noviembre de 2012 el funcionario mostró preocupación por el riesgo de que los operadores mantuvieran comportamientos "colusivos", aunque no trasladó esta cuestión a la persona apropiada.

"Se trató de un error de juicio por el que debería ser criticado, aunque quisiera enfatizar que Mallett no actuó de mala fe y tampoco se vio envuelto en prácticas ilegales o inadecuadas", apunta el informe.

MULTAS A CINCO GRANDES BANCOS.

El despido del funcionario del Banco de Inglaterra se ha producido así apenas horas antes de que los supervisores financieros de EEUU, Reino Unido y Suiza hayan impuesto multas por un importe agregado de 3.300 millones de dólares (2.593 millones de euros) a los bancos UBS, Citigroup, JP Morgan Chase, Royal Bank of Scotland y HSBC por la manipulación de los tipos de cambio en el mercado de divisas.

Las sanciones culminan un año de investigaciones por parte de las autoridades financieras sobre la manipulación del mercado de divisas, que mueve diariamente más de cinco billones de dólares (4 billones de euros) en operaciones.

En concreto, la Comisión del Comercio de Futuros de Materias Primas (CFTC) de EEUU ha multado con 310 millones de dólares (248 millones de euros) a Citibank y JPMorgan; con 290 millones de dólares (232 millones de euros) a RBS y UBS; mientras que la sanción a HSBC ha sido de 275 millones de dólares (220 millones de euros).

El regulador estadounidense indicó que la sanción impuesta responde a "la manipulación o a la colaboración con otros bancos para manipular los tipos de interés globales en el mercado de divisas en beneficio de determinados operadores".

Por su parte, la Autoridad de Conducta Financiera (FCA) ha multado con 225,5 millones de libras (287 millones de euros) a Citibank y con 216,3 millones de libras (275 millones de euros) a HSBC Bank, mientras que la sanción a JPMorgan Chase Bank ha sido de 222,16 millones de libras (282 millones de euros) y de 217 millones de libras (275 millones de euros) para RBS. En el caso de UBS, la multa del regulador británico asciende a 233,8 millones de libras (297 millones de euros).

Asimismo, el supervisor financiero de Reino Unido indicó que continuará investigando el papel desempeñado por Barclays Bank en el mercado de divisas.

Además, la Autoridad de los Mercados Financieros de Suiza (FINMA) ha sancionado con 134 millones de francos suizos (111 millones de euros) a UBS, que deberá hacer frente así a una multa de 640 millones de euros, la más elevada entre los cinco bancos sancionados.

Las investigaciones de los supervisores determinaron que una serie de operadores en divisas en estas entidades habían coordinado sus actividades con operadores de otros bancos "en su intento de manipular los tipos del mercado de divisas".

"Los operadores de divisas en los bancos usaban las salas privadas de chat para comunicarse y planear sus intentos de manipular los tipos de referencia", indicó la CFTC.

Asimismo, los supervisores financieros hallaron que los bancos no valoraron de forma adecuada los riesgos asociados a la participación de sus operadores en divisas en la fijación de determinados tipos y carecieron de los controles internos apropiados para evitar "comunicaciones impropias".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies