IBEX 35
10250,800
0,90,01%
DOW JONES
16461,32
-153,49-0,92%
FTSE 100
6399,73
0,430,01%
NASDAQ
3949,58
-0,55-0,01%
EUR/USD
1,2661
0,00130,10%
EURIBOR
0,34
00,00%
BRENT
85,03
-1,62-1,87%
ORO
1568,28
2,860,18%
PRIMA RIESGO
134,20
-2,4-1,76%
Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 23/09/2009

Economía

Caja Cantabria espera culminar proceso de "integración" con otras entidades este año o a principios de 2010

Cada caja mantendrá su "marca", Obra Social y Consejo, pero "cederán competencias" a una entidad financiera de crédito

   SANTANDER, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Caja Cantabria espera culminar el proceso de "integración" con otras cajas, aprobado ayer por su Consejo, entre finales de este año y el primer trimestre de 2010, y su idea es que en el mismo tomen parte entre tres y cinco entidades, preferiblemente vinculadas a autonomías uniprovinciales, aunque sin descartar otras posibilidades.

   Así lo señaló en declaraciones a Europa Press el presidente de Caja Cantabria, Enrique Ambrosio Orizaola, quien explicó que ahora comenzará el proceso de selección de "con quien nos gustaría integrarnos y a quien le gustaría integrase con nosotros". "Para eso me ha facultado el Consejo, para explorar esa vía", precisó.

   Entre los criterios a seguir figura que la integración no sea sólo de sólo dos cajas, Caja Cantabria y otra, ya que "no es lógico", ni responde a las "expectativas" del Banco de España en este tipo de actuaciones, pero tampoco de "seis o siete", porque sería "difícil de conciliar" las expectativas de cada una.

   Ambrosio precisó que, aunque les gustaría integrarse con entidades uniprovinciales, no se descarta entrar en conversaciones con alguna que perteneciera a una comunidad donde haya más de una caja. "Esto nos evitaría mucho el problema de la duplicidad de redes" y habría "menos problemas" respecto al mantenimiento, en la medida de lo posible, del empleo, dijo.

   A la entidad cántabra le gustaría también que las cajas que se integraran con ella fueran de un tamaño "similar" al suyo, "desde lo que nosotros somos hasta el doble, aproximadamente", según su presidente, ya que una integración con una caja "mucho más grande" le dejaría "poco margen de juego".

   Ambrosio señaló que esa integración se "visualizará" en una entidad financiera de crédito y el "peso" que cada caja tendrá en ella será "proporcional" a su valor. "Nos gustaría encontrar cajas que compartan nuestros criterios de valoración, que no deben responder únicamente el criterio del tamaño", sino que habrá que tener en cuenta otros factores y parámetros, indicó.

   Este tipo de cuestiones son las que Caja Cantabria va a afrontar ahora, tras el acuerdo del Consejo que faculta para negociar, pasando así de las "conversaciones informales" que ha mantenido con "muchos presidentes" de otras entidades, ya que "todos estamos en relación con todos", puntualizó su máximo responsable.

   Ambrosio explicó que un acuerdo de integración "no es simplemente una alianza", ya que significa poner en común directrices, políticas, estrategias o plataformas tecnológicas, entre otros muchos aspectos. "No es vestir al muñeco", sino "emprender un camino muy serio" que va a "reportar ventajas" a la entidad, dijo.

   En este sentido, se mostró convencido de que "vamos a ser capaces de encontrar sinergias entre las cajas que nos integremos, de tal manera que ese aumento de tamaño se traslade a una "mejora de la eficiencia", que es lo que persigue el Banco de España y "lo que vamos a perseguir todos", dijo.

   Ello permitirá a Caja Cantabria acceder a plataformas tecnológicas "más complejas" y "mejores", así como "competir en mejores condiciones" que en la actualidad, además de otra serie de factores que representan "atractivos interesantes", recalcó su presidente.

LA CAJA MANTENDRÁ "SU MARCA"

   Ambrosio precisó que cada entidad que se integre mantendrá su "marca", su Obra Social y su Consejo, pero deberá "ceder competencias" a esa entidad financiera de crédito, que estará "por encima" de ellas y de la que cada una de las cajas será accionista, en la parte porcentual que le corresponda, y a la cual se traspasarán aquellas competencias que se estime "bueno para todos" hacerlo.

   Pero el nombre de Caja Cantabria y del resto de las cajas seguirán "coexistiendo" con ese "ente superior", matizó.

   Respecto a los plazos para llevar a cabo el proceso, señaló que "los marca la realidad", pero el verano de 2010 tiene que estar culminado, "y mucho antes", entre finales de este año y el primer trimestre del próximo.

   "Esta es un situación muy compleja, que requiere esfuerzos y visión de largo alcance por parte de todos", recalcó Ambrosio, quien precisó que las entidades participantes tendrán que presentar un plan de negocio que sea "validado" por el Banco de España y un plan de implantación, lo que requerirá a su vez las aprobaciones de los consejos de gobierno de las comunidades respectivas, de los consejos de administración, y de las juntas o asambleas generales.

   En suma, será "un proceso no fácil, pero que consideramos muy interesante", porque va a proporcionar "sinergias" con las que "vamos a obtener crecimiento, mejor solvencia, mayor acceso a liquidez y, sobre todo, mayores oportunidades de negocio", así como "mayor seguridad y mayores perspectivas para todos nuestros clientes", recalcó Ambrosio.

   A cambio, "deberemos perder todos autonomía y ponerla en común"; y "eso hay que hacerlo de manera prudente, inteligente y generosa", subrayó.

   Según el presidente de Caja Cantabria, en el entorno económico actual y con vistas a los próximos años, las otras dos alternativas posibles a la integración eran "esperar y ver" o una fusión, pero ambas se descartaron en favor de la primera.

Cargando el vídeo....
 


 

© 2014 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies