Economía.- La Confederación Intersindical de Cajas pide a Almunia que dimita por sugerir liquidar entidades intervenidas

El Vicepresidente De La CE, Joaquín Almunia
FRANCOIS LENOIR/REUTERS
Actualizado 03/07/2012 20:08:13 CET

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Intersindical de Cajas (CIC) ha reclamado este martes al comisario de la Competencia, el español Joaquín Almunia, que presente su dimisión por sugerir que se liquidara alguna de las entidades bancarias intervenidas por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Almunia defendió en diversas ocasiones durante su reciente visita a España que sería mejor liquidar ordenadamente las entidades financieras intervenidas si los costes de su reestructuración para reflotarlas supusieran un mayor esfuerzo para el contribuyente, y sostuvo que se ha recurrido a esta fórmula en numerosas ocasiones durante la crisis de los últimos cinco años.

Según critica CIC en un comunicado, las declaraciones de Almunia son "inaceptables, las más graves y reprobables" de las pronunciadas por "cualquier responsable público europeo" por lo que, a su entender, "deben tener las oportunas consecuencias políticas". Es decir, que el comisario debe "dimitir y, si no entiende la gravedad de sus actos, ser destituido por la Comisión".

Con este objetivo, la Confederación ha enviado ya un escrito a la Comisaría de Asuntos Económicos y Monetarios solicitando estas medidas sancionadoras contra la "mala influencia en la percepción que tienen en estos momentos los mercados sobre el conjunto del sistema financiero español, contribuyendo negativamente a la evolución de la prima de riesgo de la deuda española".

Además, se ha ofrecido a presentarse en Bruselas "o en cualquier otro foro" para "contar la realidad" de lo ocurrido en el sistema financiero español en general o en las cajas de ahorros en particular.

NO HAY DECISIONES OFICIALES

El presidente de CIC, Gonzalo Postigo, considera que las palabras del comisario han causado un "gran perjuicio económico y moral" a las entidades afectadas, ya que "sus clientes han recibido el impacto negativo de una información que no responde a ninguna decisión oficialmente tomada".

"Las cuatro entidades --en alusión a Bankia, Banco de Valencia, Catalunya Caixa y Novocaixagalicia-- han tenido que soportar la retirada de recursos de clientes, asustados por unas informaciones que han provocado el debilitamiento de las entidades bajo sospecha", argumenta Postigo, añadiendo que "también se han provocado perjuicios a muchos clientes que, dominados por el miedo, han sufrido penalizaciones por retirar imposiciones antes de vencimiento".

En este sentido, ha calificado de "inconcebible" que una medida como liquidar una entidad bancaria "se filtre reiteradamente como una posibilidad" cuando ni siquiera es una decisión en firme. "Hasta los más jóvenes empleados del sector saben cómo deben comunicarse decisiones de este tipo, y aún saben mejor cómo no deben tratarse estas noticias", ha zanjado.