Deutsche Bank prevé que el Ibex cierre 2015 en los 12.000 enteros y la prima baje hasta los 75 puntos

Actualizado 14/01/2015 13:52:10 CET

Augura que España crecerá un 1,9% este ejercicio y que la tasa de paro se situará cerca del 23%

   MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Los analistas de Deutsche Bank prevén que el Ibex 35 concluya el año instalado en los 12.000 enteros, con un "fuerte repunte" del sector financiero gracias al impulso del Banco Central Europeo (BCE), y auguran que la prima de riesgo bajará hasta los 75 puntos básicos.

   Sus previsiones apuntan a que el PIB español crecerá un 1,9% este año y un 1,8% en 2016. No obstante, los expertos destacan que el crecimiento podría ser superior al 2% si la evolución económica de Europa acompaña. Además, vaticinan que la tasa de paro podría terminar el ejercicio en el 23%, no bajando del 20% hasta 2017 o incluso 2018.

   La economista jefe del centro de inversiones de Deutsche Bank, Rosa Duce, ha explicado que la recuperación económica española se ha acelerado en 2014. A su juicio, la demanda doméstica se ha convertido en el motor del crecimiento.

   "La estabilización de los precios inmobiliarios y el descenso del desempleo confirman la tendencia positiva iniciada hace un año", ha indicado Duce, quien entiende que las reformas estructurales y la reducción de los niveles de deuda del sector privado "deberían permitir a la economía española volver a alcanzar niveles de crecimiento del 2% en 2018 y recuperar niveles de crecimiento potencial del 2,5% en la próxima década".

   No obstante, ha precisado que España sigue siendo muy sensible al entorno externo, por lo que ve necesario continuar con las reformas estructurales. "No debemos caer en la complacencia y tenemos que seguir cimentando la recuperación con políticas de crecimiento", ha añadido.

EVOLUCIÓN DEL IBEX

   Los expertos de Deutsche Bank ven al Ibex 35 instalado en los 12.000 puntos a final de año, una previsión que podría elevarse hasta los 12.500 enteros dependiendo del contexto general de la economía.

   No obstante, el selectivo puede vivir etapas de volatilidad que podrían llegar con la victoria del partido Syriza en las elecciones griegas y por la puesta en marcha del programa QE del BCE.

   "Creemos que la volatilidad derivada de las elecciones será baja, ya que Grecia cuenta en la actualidad con un superávit primario y no debe efectuar ningún pago de deuda hasta junio", ha indicado Duce, quien ha recordado que el líder de Syriza quiere mantener a Grecia en el euro.

   Por otra parte, estiman que el barril de petróleo podría llegar a los 40 dólares en el caso de que llegase la primavera y no se hubiera recortado la producción, mientras que esperan que el euro cierre el año por debajo de los 1,105 dólares.

ESTRATEGIAS DE INVERSIÓN

   Con este contexto, el responsable de Renta Variable del centro de Inversiones de Deutsche Bank, Diego Jiménez-Albarracín, ha apuntado que a la hora de invertir, lo mejor es seleccionar uno a uno los valores tanto en España como en Europa.

   Así, ha puesto de relieve el potencial de la banca doméstica gracias al programa de compra de deuda que pondrá en marcha el Banco Central Europeo. También apuesta por valores como Abertis y Red Eléctrica, fuertes en etapas volátiles, y por Amadeus e IAG, ya que se benefician del aumento del turismo y de la caída de los precios del petróleo.

   Dentro de los 'blue chips' recomienda especialmente comprar Iberdrola por estar presente en los mercados de España, Estados Unidos y Reino Unido. También destaca BBVA como favorito.

   Santander no ha resultado entre los elegidos, incluso después de haber emprendido la ampliación de capital por 7.500 millones de euros. Jiménez-Albarracín ha recordado que antes del verano recomendaron vender el valor debido a que su ratio de capital de máxima calidad superaba por poco el 8%. En esta decisión también influyó su exposición a Brasil.

   En cuanto a la ampliación de capital, el experto ha afirmado que "ha sorprendido el tamaño" de la operación y ha considerado que "ha sentado mal" en el mercado el hecho de que se haya llevado a cabo solo entre inversores institucionales.

   "A largo plazo, Santander tiene mucho futuro por los mercados en los que está presente, pero a corto plazo esperamos que siga teniendo algo de volatilidad", ha dicho.