Economía afirma que las pymes se financian a menor coste desde la entrada en vigor de la Unión Bancaria

 

Economía afirma que las pymes se financian a menor coste desde la entrada en vigor de la Unión Bancaria

Íñigo Fernández de Mesa en el Senado
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 03/12/2014 12:25:39 CET

MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa, ha afirmado este miércoles que la entrada en vigor de la Unión Bancaria ya está teniendo efectos positivos en la economía real, dado que las pymes se están financiando a menor coste desde su puesta en funcionamiento el pasado 4 noviembre.

   Durante la presentación del informe 'Unión Bancaria: ahora empieza la verdad', Fernández de Mesa ha indicado que el coste de financiación de las pymes se ha reducido en 114 puntos básicos en 2014 y en 260 puntos básicos desde agosto de 2012.

   Asimismo, ha señalado que si se compara la situación de las pymes españolas con el resto de la Eurozona, los costes de financiación se han reducido en 83 puntos básicos en 2014 y en 200 puntos básicos desde agosto de 2012.

   "Esto es una señal clara de que la Unión Bancaria está teniendo efectos concretos sobre el funcionamiento real de la economía", ha añadido el secretario de Estado de Economía.

   A lo largo de su intervención, Fernández de Mesa ha hecho un repaso por los hitos de la Unión Bancaria, centrándose especialmente en la creación de un Mecanismo Único de Resolución. En este punto, ha recordado que el Gobierno dio el viernes luz verde al anteproyecto de Ley de resolución bancaria por el que se crea un fondo de 60.000 millones de euros.

RETOS DE LA UNIÓN BANCARIA

   Una vez que la Unión Bancaria ha comenzado su andadura, ahora hay que hacer frente a una serie de retos, que PwC y el IE Business School resumen en cuatro: una regulación única, crear reglas del juego estables, cerrar los huecos del sistema y arrojar luz sobre la llamada banca 'en la sombra'.

   Según ha explicado el director general del Centro de Sector Financiero de PwC e IE Business School, Luis Maldonado, una vez superadas las pruebas de solvencia que el Banco Central Europeo (BCE) ha realizado a la banca, las entidades deben tener en cuenta dos líneas de presión complementarias a la idea de la Unión Bancaria.

   Por un lado, deberán estar atentas a los movimientos de consolidación que se producirán en Europa en el medio y en el corto plazo. Por otro, tendrán que afrontar las expectativas de las autoridades políticas y de la opinión pública de la Unión Europea, que "esperan que la puesta en marcha de la Unión Bancaria haga fluir el crédito".

   PwC e IE Business School entienden que, en este contexto, los bancos españoles y europeos "no tendrán fácil cuadrar todas las demandas de sus grupos de interés", ya que deberán satisfacer las necesidades de clientes, asegurar la rentabilidad adecuada a sus accionistas, promover la eficiencia económica del sistema y contribuir a la mejora de la sociedad, entre otras cosas.

   "La exigencia creciente y continua de capital, comprensible en la postcrisis financiera, no debe impedir, por un lado, el desarrollo del crédito y, por otro, la generación sostenida de beneficios. Elementos esenciales para garantizar la sostenibilidad del sistema financiero europeo y si contribución al crecimiento y al empleo", señalan.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies