El G-20 reclama a España "esfuerzos adicionales" de regulación en su sistema bancario

Actualizado 07/02/2011 21:15:13 CET

El Consejo de Estabilidad Financiera celebra las últimas reformas adoptas por España

BASILEA, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Estabilidad Financiera (FSB) -- el organismo del G20 encargado de supervisar la reforma financiera -- ha celebrado las medidas adoptadas por las autoridades españoles para resolver los problemas del sector financiero pero ha reclamado "esfuerzos adicionales de regulación" en el sistema bancario español.

En un informe sobre el sector bancario español, solicita que se asegure que la participaciones de las entidades financieras en otros sectores no generan conflictos de intereses u otros riesgos, así como un mayor fortalecimiento de la autonomía de los reguladores financieros que delegue en ellos la autoridad para emitir normas y sanciones para cuando no se respeten.

Asimismo, el consejo recomienda que, cuando los mercados estén menos volátiles, las autoridades españoles deberían reconsiderar el actual marco institucional de supervisión financiera según las recomendaciones del Programa de Evaluación del Sistema Financiero (FSAP) del Fondo Monetario Internacional (FMI).

En el informe, los miembros del consejo dan la bienvenida a las medidas adoptadas hasta la fecha por las autoridades españolas para hacer frente a los aspectos más vulnerables del sistema financiero, como las reformas para fortalecer la gobernanza corporativa y la capacidad de obtener capital externo en las cajas de ahorros.

Por ello, urgen al Gobierno a continuar en esta senda en vista de los últimos acontecimientos del mercado, pese a que el FSB cree que estas acciones han sido necesarias en parte debido al retraso a la hora de hacer frente a tiempo a la debilidad estructural de las cajas de ahorros.

Asimismo, elogió la importancia que han dado las autoridades españolas a la transparencia en el sector, ya que mejorar las relevaciones de las exposiciones percibidas como problemáticas pueden jugar un papel importante a la hora de mantener la confianza, así como el incremento de los requisitos mínimos de capital para mejorar la confianza en el sistema bancario del país.

La institución recuerda que el sistema financiero español resistió el embate inicial de la crisis financiera "relativamente bien" en comparación con otras economías avanzadas, principalmente debido a una postura regulatoria fuerte y a una supervisión sólida, así como a su modelo de negocio bancario eficiente y orientado al sector minorista.

Sin embargo, recalca que la crisis financiera tuvo "secuelas significativas" después de que estallará la burbuja inmobiliaria creada antes de la crisis. Considera que los niveles de capital exigidos y los requisitos de provisiones para hacer frente a las pérdidas derivadas de su exposición al sector inmobiliario fueron insuficientes para hacer frente a los riesgos que suponían estas actividades.

Por otro lado, la institución destaca que la experiencia española contiene "lecciones valiosas" para otros miembros del FSB, como la importancia de tener un marco regulatorio y supervisor sólido y de futuro, como demuestra el exitoso sistema de 'provisiones dinámicas' introducido por el Banco de España.

Asimismo, también pone de relieve la necesidad de adoptar políticas micro y macro prudenciales para hacer frente a la acumulación de exposiciones inmobiliarias y permitir un organismo supervisión independiente que las evalúe de forma apropiada, así como la importancia de que los denominados 'saving banks' sigue políticas de riesgos "muy conservadoras" cuando no tienen acceso a capital externo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies