(Ampl) Martín (AEB) dice que "lo peor que puede pasar" es que a los bancos no les interesen las caja

Actualizado 07/02/2011 18:17:16 CET

Considera que si las cajas no sobreviven al proceso será por su culpa

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), Miguel Martín, ha estimado que "lo peor que puede pasar" en el proceso de recapitalización de entidades financieras en España es que a los bancos no les interese entrar en las cajas de ahorros.

"El problema sería que a los bancos ni siquiera les interesara participar, ese es el peor riesgo. Si a los bancos no les interesa participar, sería un pésimo signo en la operación rescate", dijo Martín en un almuerzo organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (Apie).

El presidente de la patronal incidió en que si la banca española no tiene interés en entrar en el capital de las cajas, tampoco lo tendrán los inversores extranjeros, cuyos recursos pueden resultar beneficiosos para sanear el sistema y reducir su exceso de capacidad instalada.

Martín declaró que "sería feliz" si las cajas de ahorros sobreviven al proceso de recapitalización de entidades financieras en España, pero consideró que si no lo logran, será "por error de las propias cajas".

Al ser preguntado sobre si la crisis del sistema financiero español responde a un "montaje" de la banca con la intención de "quedarse con la competencia", Martín insistió en el "comportamiento ejemplar" de los bancos de no interferir en la reestructuración. "Ningún colega de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) puede tener queja del comportamiento de la AEB", sostuvo.

DISCRIMINACIÓN.

Martín también indicó que la patronal de banca no ha solicitado que se establezcan diferentes exigencias de capital básico para bancos (8%) y para cajas de ahorros (entre el 9% y el 10%), tal y como ha anunciado el Gobierno, a falta de que se publique el decreto ley que detallará qué se considera capital de disponibilidad inmediata.

El presidente de la patronal de la banca aseguró que ésta siempre ha apostado por que los cambios regulatorios en el sistema financiero se realicen con la colaboración de las cajas de ahorros y de su patronal. La AEB "ni ha pedido ni pedirá que existan discriminaciones", aclaró.

Sobre la solución de la crisis financiera, Martín consideró que "no se resuelve con un decreto ley", sino "con la colaboración activa, deseosa e importante" de las entidades que tienen que ser reestructuradas, pero consideró que tanto el Gobierno como el Banco de España deben pilotar el proceso.

En cuanto a si las necesidades de capital por importe de 20.000 millones de euros identificadas por el Gobierno en función de un cálculo del Banco de España son ajustadas a la realidad, Martín recalcó que "el único" que puede hablar con propiedad sobre los huecos de capital es el instituto emisor español.

El organismo que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez tiene "todos los datos y toda la credibilidad". "Cualquiera que no acepte la cifra tiene que demostrarlo", aseveró Martín, que declaró estar "absolutamente con el Banco de España", y no por haber trabajado para el organismo en el pasado.

No obstante, el responsable de la AEB consideró que lo más importante no es el volumen de necesidad de capital que se ha identificado, sino que el proceso de reforzar el capital "sea creíble" y convenza a analistas y medios de comunicación de que se han alcanzado los objetivos marcados.

Asimismo, consideró que, en caso de utilizarse recursos públicos para fortalecer la solvencia del sector financiero, el Gobierno deberá tener en cuenta si la carga recae sobre el déficit público o se sostiene a través de la emisión de deuda.

Martín también cuestionó por qué debe emplearse dinero público para fortalecer la solvencia de las entidades. "¿Por qué narices hay que rescatar con dinero público al sector financiero?. Nadie tiene derecho a ser rescatado. Cualquier entidad debe obrar si lo hace mal", dijo el presidente de la AEB.

CRÉDITO "MUY ESCASO" EN 2011.

Respecto a la evolución del crédito, destacó que ahora no existe demanda de crédito y que para que se reactive éste debe hacer lo mismo la economía, dada la gran conexión entre ambos. "Es difícil decir qué es huevo y qué gallina. Las dos cosas van juntas", ilustró Martín, para quien en 2011 el crecimiento del crédito será "muy escaso".

El presidente de la AEB consideró que las entidades avanzan en su saneamiento y que el proceso de reestructuración del sistema financiero en España se está realizando, al tiempo que alabó la reforma de la Ley de Órganos Rectores de Cajas de Ahorros (Lorca) que se aprobó el pasado verano, senda sobre la que el Banco de España "está profundizando".

Por otro lado, Martín resaltó que el sistema financiero español "es el más transparente del mundo" y criticó que se haya alimentado su falta de credibilidad. "El Banco de España tiene inspectores, conocimiento y autoridad mundial, y nosotros mismos hemos contribuido a decir que no nos lo creíamos", dijo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies