(Ampliación) Caja España prevé alcanzar un beneficio de 300 millones en 2010, un 66% más que en 2007

 

(Ampliación) Caja España prevé alcanzar un beneficio de 300 millones en 2010, un 66% más que en 2007

Actualizado 16/12/2006 20:38:43 CET

LEON, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

Caja España prevé alcanzar un beneficio de 300 millones en el horizonte del 2010, lo que supondrá un incremento del 66,6% respecto al de 180 millones estimado parar 2007 en el nuevo plan estratégico 2007-2010 de la entidad, presentado hoy en su asamblea general ordinaria.

El plan pasa también por cerrar esta década con una red de 700 oficinas, tras concluir 2006 con 579 y con presencia en todas las comunidades, y además crear 500 empleos, que se sumarán así a la plantilla de 2.990 trabajadores con que actualmente cuenta.

De hecho, para el próximo ejercicio, Caja España ya tiene prevista la apertura de 40 nuevas oficinas y la creación de 200 nuevos puestos de trabajo.

El director general de la entidad, José Ignacio Lagartos Rodríguez, indicó durante su intervención en la asamblea que el plan, aprobado por el consejo de administración el pasado 1 de diciembre, es "muy ambicioso, pero conseguible".

Desde el pasado mes de mayo, 21 equipos profesionales y cerca de 100 empleados y miembros del equipo directivo de la entidad han trabajado en el plan estratégico que ha sido, también, comprobado externamente, según explicó en rueda de prensa Lagartos.

Con el nuevo plan Caja España pretende seguir desarrollando la gestión especializada de negocio: banca de empresas, banca personal y banca privada.

Asimismo potenciará la presencia en segmentos estratégicos como el de economías domésticas, jóvenes e inmigrantes. En este sentido, Lagartos, destacó que se "va a profundizar en la especialización en el negocio, la Caja seguirá siendo única pero estaremos más cerca de cada tipo de cliente, tendremos personas formadas para hacerlo".

También realizará una apuesta firme por los productos parafinancieros, potenciará los préstamos personales, mantendrá la posición de vanguardia del servicio de banca electrónica y proseguirá en la toma de participaciones en empresas con capacidad de gestión y un negocio consolidado o con potencial de crecimiento.

Las directrices estratégicas definidas en materia de Obra Social para el próximo año se centran en orientar sus acciones hacia objetivos de índole social, así como fortalecer la Obra Social propia y conseguir mayor notoriedad.

Caja España realizará una encuesta social en Castilla y León para que clientes, impositores y la sociedad, en general, les diga qué quieren hacer con la Obra Social, así, explicó Lagartos "iremos marcando las pautas hacia ese entronque".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies