(Ampliación) Caja Madrid invertirá 1.000 millones en cuatro años en su nuevo plan tecnológico

Actualizado 19/09/2007 17:11:37 CET

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

Caja Madrid invertirá 1.000 millones de euros en cuatro años en su nuevo plan tecnológico 2010, que tiene como objetivo trasladar y acercar la tecnología al cliente. Entre las nuevas tecnologías que el banco quiere implantar, está el desarrollo de dispositivos móviles e Internet, pero también introducir en las oficinas sistemas de detección facial y biométricos de los clientes para el despliegue de publicidad mediante dispositivos electrónicos dentro de las entidades y favorecer una mejor y más eficiente venta de productos.

La caja presentó hoy su propuesta de modernización y mostró su apuesta decidida por la tecnología enfocada al cliente, hacia donde irá destinada el 80% de la inversión prevista, y explicó que este plan acumula el 65% del total de inversiones anuales del grupo. La inversión se escalará con 217 millones en 2007, 240 millones en 2008, 263 millones en 2009 y 280 millones en 2010.

Caja Madrid dijo que este plan tecnológico desarrollará 179 proyectos y supondrá la inversión de 225 euros por cada cliente. Además, la entidad explicó que otro de los importantes objetivos que persigue con esta modernización es que los empleados destinen el 100% de su tiempo a vender productos, mientras que toda la parte operativa, que ahora le resta el 20% de su tiempo, esté automatizada.

Asimismo, reveló datos de cómo se desarrollan los objetivos que tiene para 2010, recogidos en su plan estratégico, y dijo que ya ha contratado a 1.000 de las 2.200 personas previstas y que ha abierto 50 de las 300 nuevas oficinas con las que espera llegar a esa fecha.

Caja Madrid precisó que entre el 5% y el 10% de esta inversión irá destinada exclusivamente a seguridad y avanzó que el sistema de estampado en el acto de tarjetas de crédito y débito, que ahora está en unas 100 oficinas de toda la red, estará desplegado completamente a finales de este año.

Con este nuevo plan estratégico, el tercero desde 1998, Caja Madrid acumula ya una inversión total cercana a los 3.000 millones de euros en tecnología y consolida un volumen de inversión por sucursal de 1,5 millones de euros en los últimos diez años, "el más alto del mercado".

LA PERSONALIZACIÓN Y EL RECONOCIMIENTO AUTOMÁTICO SON OPCIONALES.

La entidad quiso hacer hincapié en que todas las opciones de personalización y de reconocimiento que prevé implantar hasta 2010 son absolutamente opcionales. Caja Madrid explicó que está muy concienciada de las distintas sensibilidades de sus clientes hacia la intimidad y fue clara al asegurar que todas las características de personalización requerirán de la autorización de los clientes.

Caja Madrid agregó que ya ha empezado a desarrollar pruebas de reconocimiento facial en oficinas internas y con empleados, y avanzó que ha alcanzado una efectividad en torno al 85%. En cualquier caso, dijo que esta tecnología llegará definitivamente al público cuando su nivel de error sea prácticamente nulo.

TRASLADAR FUERA DE LAS SUCURSALES EL 70% DE LAS OPERACIONES.

Actualmente, el 58% de las operaciones que los clientes de Caja Madrid realizan con el banco tienen lugar fuera de la oficina --con Internet, cajeros, teléfono o banca móvil--, pero el objetivo para 2010 es que este porcentaje alcance el 70%, según explicaron fuentes de la caja.

La apuesta de la entidad para conseguirlo se centra en el uso y promoción de internet y del móvil, mientras que el cajero prácticamente quedará para asumir las necesidades de efectivo de los clientes.

Los cajeros serán también objeto de personalización y el cliente podrá optar por accesos directos a operaciones habituales. De esta forma, y si el cliente lo desea, podrá tener en su pantalla de bienvenida del cajero pocas y concretas opciones, como sacar una cantidad exacta de efectivo, consultar el saldo de una cuenta o pagar un recibo concreto.

SACAR DINERO SIN LA TARJETA.

Caja Madrid ha comenzado a instaurar un sistema de código único que permitirá a los clientes acceder al efectivo a través de un cajero sin necesidad de la tarjeta en caso de que la haya extraviado, olvidado o haya sido objeto de sustracción. El nuevo DNI electrónico, que aún está en fase de implantación, añadirá también opciones adicionales en este camino e incluso hará factible sacar dinero de los cajeros sin necesidad de la tarjeta y gracias a los nuevos chips que incorporan estos documentos.

La caja explicó también que muchos otros productos, además de las tarjetas, serán concedidos prácticamente en tiempo real, con respuestas sobre préstamos o hipotecas en un sólo día. Además, se implantará el sistema de pago por contacto 'PayPass' (que podrá estar en un reloj, llavero o en la cartera) y se dotará a los gestores de dispositivos móviles para que estén allí donde se encuentren los clientes y puedan vender y cubrir sus necesidades en todo momento.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies