(Ampliación) Segura dice que su permanencia en la CNMV depende de Solbes

 

(Ampliación) Segura dice que su permanencia en la CNMV depende de Solbes

Actualizado 18/09/2008 14:32:27 CET

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Julio Segura, aseguró hoy que su permanencia al frente del organismo supervisor de los mercados depende, en primer lugar, de la opinión del vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, y en segundo, de la suya propia.

"Eso dependerá en parte de la opinión del vicepresidente Solbes y después, en su caso, de lo que pueda opinar yo", dijo Segura en los pasillos del Casino de Madrid, donde se inauguró la Conferencia Internacional sobre las perspectivas de los mercados financieros con ocasión del XX aniversario de la CNMV.

El vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ya anunció el pasado mes de julio que el vicepresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Carlos Arenillas, tenía intención de abandonar su cargo el próximo mes de octubre.

Solbes reconoció que mantuvo una conversación con Arenillas, quien le comunicó su "deseo" de no seguir al frente del cargo "por razones personales". El Gobierno deberá decidir en octubre si renueva por otros cuatro años el mandato tanto del presidente de la CNMV, Julio Segura, como del vicepresidente.

Respecto a la crisis, Segura resaltó durante su conferencia que sólo los gobiernos y los bancos centrales disponen de instrumentos para hacer frente a problemas de insolvencia, aunque reconoció que los supervisores de valores tienen un importante papel que jugar en este sentido.

En este sentido, destacó que mejorar la transparencia es uno de los principales retos que encaran supervisores y participantes de los mercados financieros para superar la crisis actual y mejorar la confianza de los inversores y su protección.

A su parecer, es necesario paliar "la existencia de información financiera insuficiente o defectuosa sobre las compañías, que genera dudas sobre la situación real, ya que es difícil recuperar la confianza si se tienen dudas sobre hasta qué punto la información facilitada por las empresas recoge en su totalidad los efectos sobre sus resultados y situación patrimonial de la crisis".

Sobre el modelo de supervisión 'twin peaks' que el Gobierno quiere implantar, consideró que es "el que mejor se adapta a la situación española", y que implica un reto fundamental para la CNMV que tendrá que absorber nuevas responsabilidades de gran calado.

"Tengo la esperanza de que, quien me suceda, pueda celebrar el XXV aniversario de la CNMV demostrando que la institución ha sido capaz de hacer frente a las responsabilidades y retos que he comentado", dijo Segura.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies