Banca Cívica y los sindicatos aplazan a lunes la constitución de la mesa laboral

 

Banca Cívica y los sindicatos aplazan a lunes la constitución de la mesa laboral

Actualizado 10/12/2010 17:15:05 CET

SEVILLA, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

Banca Cívica y los sindicatos presentes en las cajas que componen este Sistema Institucional de Protección (SIP) --Caja Navarra, CajaCanarias y Caja de Burgos, además de la última incorporación de Cajasol-- han aplazado y pospuesto al próximo lunes la constitución de la mesa laboral, con vistas a culminar la integración de Cajasol en este grupo, después de que el sindicato navarro SEA, apoyado por UGT, haya presentado una propuesta alternativa para el reparto porcentual de los miembros de dicha mesa laboral.

Según han indicado a Europa Press fuentes de CC.OO., en el encuentro celebrado este viernes, el sindicato SEA, de Caja Navarra, ha planteado que la fórmula de representación de los sindicatos en la mesa laboral "no sea en función del número de delegados de cada sindicato elegidos por los 9.500 trabajadores que suman las cuatro cajas presentes en Banca Cívica, sino en función del peso porcentual que cada caja posee en el SIP".

El protocolo fija la participación de las cajas en Banca Cívica. Así, Caja Navarra contará con una cuota del 29,1 por ciento, Cajasol también tendrá un 29,1 por ciento; CajaCanarias, un 21,3 por ciento, y Caja de Burgos, un 20,5 por ciento.

Por ello, se ha aplazado la búsqueda de una solución a una nueva reunión para el lunes, donde "se debe arbitrar una alternativa que no suponga la asunción de un criterio que mantenga la seguridad jurídica para la constitución de la mesa" y que se permita constituir la mesa.

CC.OO. ha lamentado que esta propuesta es "distinta al reparto de la mesa laboral que en su día, en el pasado mes de marzo, se firmó para Banca Cívica y como se está haciendo en todos los acuerdos laborales de los diversos SIP del sector de cajas de ahorros, en todos ellos se contempló como criterio la representatividad sindical".

Para este sindicato, este planteamiento "supone reducir el peso de los representantes sindicales de Cajasol al 29 por ciento" y constituye una propuesta "absolutamente novedosa y exótica".

"En todos los acuerdos de los diferentes SIP y en los propios acuerdos que esos mismos sindicatos firmaron en marzo con la constitución de la mesa laboral de Banca Cívica se empleó el criterio de formar la mesa laboral estableciendo los porcentajes de representación en función del número de delegados de cada central", han aseverado fuentes de CC.OO., que han mostrado su sorpresa por que "sorprendentemente UGT ha apoyado los planteamientos del sindicato navarro, cuando más de la mitad de representación de UGT en Banca Cívica pertenece a Cajasol".

Para este sindicato, esta alternativa implica "la ruptura del criterio de representatividad que se había aplicado en la misma Banca Cívica anteriormente, con su constitución en marzo, en el acuerdo de prejubilaciones de este SIP hace algo más de un mes y en todos los acuerdos laborales de otros SIP, en todos se ha aplicado el mismo criterio, que es el único que da seguridad jurídica a la representación sindical".

A juicio de CC.OO., esta postura de SEA, apoyada por UGT, "parece más una estrategia dilatoria y un intento de demorar la constitución de la mesa", tras lo que este sindicato considera que "se percibe incomodidad con la entrada de Cajasol en el grupo Banca Cívica y parece que algunos quieren reducir al máximo el papel de Cajasol no desde la perspectiva empresarial sino desde la representación sindical".

En esta mesa laboral deberán estar representantes de CC.OO., que tiene un 42,77 por ciento de representación; UGT, con un 36,45 por ciento de representación; Csica, con un 13,9 por ciento; y a éstos se unen una serie de organizaciones con menor representación (SEA, GTB, LAB, CGT y ELLA), que suman el 6,92 por ciento de representación en el conjunto de entidades que conforman Banca Cívica.

POSTURA DE CC.OO.

El sindicato CC.OO. considera "prioritario" constituir esta mesa laboral "para orientar los procesos de reordenación o posibles prejubilaciones, de forma que se les den las máximas garantías y mejores condiciones posibles a los prejubilados de las cuatro cajas".

Asimismo, demanda que el acuerdo "establezca de forma clara y definida las condiciones laborales del personal presente y futuro de la sociedad central" y que también "establezca con claridad el respeto escrupuloso a los derechos de los 9.500 trabajadores que actualmente prestan su servicio a la Banca Cívica".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies