El Banco de Inglaterra da un giro a su política y anuncia cuatro inyecciones de liquidez

Actualizado 19/09/2007 19:32:50 CET

LONDRES, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Banco de Inglaterra (BoE por sus siglas de interés) planea llevar a cabo la próxima semana una subasta de fondos por importe de 10.000 millones de libras esterlinas (14.322 millones de euros) con vencimiento a tres meses que será seguida de otras tres operaciones.

El instituto emisor explicó que esta primera subasta contará con un rango más amplio de avales aceptados, entre los que se aceptarán titulizaciones hipotecarias, que las operaciones regulares de mercado.

La primera subasta tendrá lugar la semana que viene y adjudicará 10.000 millones de libras (14.322 millones de euros). Además, otras tres operaciones por importe aún sin decidir se desarrollarán con periodicidad semanal.

El tipo de interés aplicable será una tasa variable expresada como un diferencial sobre el tipo de interés prevalente del banco para cada plazo de la subasta.

"Esta medida se lleva a cabo para aliviar las tensiones en los mercados monetarios a largo plazo", explicó la entidad que informó de que el próximo viernes dará más detalles acerca de estas operaciones.

EL BoE INYECTÓ AYER 6.324 MILLONES A DOS DÍAS.

El BoE realizó ayer una inyección extraordinaria de 4.400 millones de libras esterlinas (6.324 millones de euros) a un tipo del 5,75% a través de una operación extraordinaria de ajuste con vencimiento a dos días con el objetivo de calmar los actuales trastornos en los mercados.

La operación, adicional a la adjudicación regular de los jueves, "se llevó a cabo para ayudar a compensar la alteración en las condiciones en los mercados monetarios a corto plazo tras el anuncio de un préstamo de última instancia a Northern Rock el pasado viernes".

Este giro en la política del Banco de Inglaterra se produce apenas una semana después de que el gobernador de la entidad, Mervyn King, afirmase que la provisión de grandes dosis de liquidez penaliza a aquellas entidades que han realizado una correcta gestión e incrementa la intensidad de crisis futuras.

King señaló que "las inyecciones generales de liquidez pueden ser necesarias en determinados casos, pero a no ser que se pongan a disposición de las entidades con una apropiada penalización, volverían a animar en el futuro las prácticas de alto riesgo que nos han conducido a la actual situación".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies