La Caixa descarta participar en fusiones y niega haber recibido "sugerencias" al respecto

Actualizado 17/06/2009 17:01:56 CET

SANTANDER, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El director general de La Caixa, Juan María Nin, descartó hoy la participación de la entidad en fusiones dentro de la futura reestructuración del sistema financiero español y negó "tajantemente" haber recibido "sugerencias" desde el sector público para absorber alguna de las cajas catalanas con problemas.

"No vamos a entrar en esto, nuestros problemas son de expansión internacional", afirmó Nin, aunque reconoció que "es una bella posibilidad ajustar costes por la vía de las fusiones", durante su intervención en un curso sobre perspectivas económicas en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander.

La Caixa continuará con su plan estratégico 2007-2010, centrado en "tomar posiciones en la expansión internacional", por lo que se centrará en sus "esfuerzos de inversión fuera de España", explicó Nin.

Por otra parte, el consejero delegado de La Caixa negó "tajantemente" haber recibido alguna "sugerencia" del sector público para absorber alguna caja en dificultades. "Esta respuesta cuadra con que la Generalitat de Catalunya históricamente no ha interferido en la vida de las instituciones privadas", apuntó.

"La Ley de Cajas Catalanas limita la presencia del sector público, por lo que se puede seguir diciendo que La Caixa es una entidad privada", resaltó.

EL FROB, POR "MUY BUEN CAMINO".

El director general de la Caixa consideró que el Fondo de Reestructuración y Ordenación Bancaria (FROB) va "por muy buen camino", porque permite diferenciar entre entidades, aunque advirtió de que hay cuestiones importantes sobre las que aún no se ha alcanzado un consenso.

A falta de ver el texto redactado, Nin dijo que cuanto más avance el fondo en cuestiones técnicas para abordar los cambios que puedan producirse, más le gustará, ya que "algunas entidades pueden entrar en perdidas en 2010".

Respecto a las cuotas participativas con derechos políticos, instrumento similar a las acciones de los bancos contemplado por el FROB y que permite reforzar la solvencia de las cajas, estimó que tendrán mejor acogida en el mercado si otorgan voz y voto a sus tenedores.

En este sentido, explicó que la utilización de las cuotas participativas hasta el momento ha sido limitada porque hay otros mecanismos más atractivos en el mercado de capitales. "Invertir en cuotas participativas sin derechos políticos es un ejercicio poco natural, y es lógico pensar que si tienen derechos políticos que se pueden ejercer y acercarse a las acciones, esto favorecerá su fluidez en el mercado".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies