Las cajas andaluzas no descartan un ligero retraso en el BEF por el relevo en el Banco de España

Actualizado 30/06/2006 19:18:13 CET

SEVILLA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las cajas de ahorros andaluzas no descartan que los relevos en la cúpula del Banco de España, institución que debe dar el visto bueno a su integración en el Banco Europeo de Finanzas (BEF), pueda causar un ligero retraso en la aprobación del proyecto.

Las seis entidades financieras que están promoviendo la creación del 'banco de cajas' --Unicaja, El Monte, CajaSur, CajaGranada, Caja San Fernando y Caja de Jaén-- se encuentran en estos momentos "pendientes del dictamen" que debe emitir el organismo controlador sobre la operación, informaron a Europa Press fuentes de las cajas.

Las fuentes, que incidieron en que no se ha avanzado en el proyecto porque se está "a la espera" de recibir la autorización, recordaron que el Banco de España está en estos momentos en un proceso "de relevos", ya que, entre otros cambios, se prevé la entrada de Miguel Angel Fernández Ordóñez como gobernador, en sustitución de Jaime Caruana, cuyo mandato concluye en julio.

En este sentido, consideraron que los cambios en la dirección del organismo pueden conllevar que "la tramitación salga quizá un poco más tarde", si bien recordaron que "el tema está visto" en el seno del Banco de España, cuyos equipos de trabajo "siguen", por lo que recalcaron que la aprobación del proyecto "es una cuestión ya de mero procedimiento".

Las entidades calculaban hasta el pasado abril que podrían contar en este primer semestre del año con el visto bueno de las autoridades regulatorias y, de hecho, en el expediente ya estimaron los beneficios que la actividad del nuevo banco podría reportar en el segundo semestre de 2006, unos 300.000 euros.

El director general del Banco de España, Pedro Pablo Villasante, expresó a finales del pasado marzo a los presidentes de las seis cajas su "beneplácito" a las actividades que proyectan desarrollar de forma común a través del "banco compartido" que surgirá tras su adhesión al BEF, según dijo entonces el presidente de Unicaja y de la Federación Andaluza de Cajas de Ahorro (FACA), Braulio Medel.

El BEF --participado al 33 por ciento por Unicaja, un uno por ciento por Caja de Jaén y un 16,5 por ciento por el resto-- pretende constituirse como entidad tesorera de instituciones o empresas, banca al por mayor para la sindicación de créditos, mercado organizado de valores, financiación de grandes proyectos de inversión y plataforma en común de servicios. Así, arrancará con un capital de partida de 90 millones de euros y su presidencia, que será rotatoria, la abrirá el responsable de la entidad malagueña, Braulio Medel.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies