Cano (BBVA) considera que el tamaño no debe ser la única medida de riesgo sistémico

Actualizado 15/11/2010 14:35:05 CET

El consejero delegado del BBVA aboga por una mayor concentración del sector financiero

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero delegado del BBVA, Ángel Cano, ha considerado hoy que el tamaño de las entidades financieras no debe ser la única medida a tener en cuenta para evaluar el riesgo sistémico y destacó la importancia de evaluar la complejidad de la operativa de los bancos.

"El tamaño no debe ser la única medida a tener en cuenta, aquí lo importante es la complejidad de la operativa y cómo es la conexión que tienen los grupos bancarios entre los diferentes países y las entidades", afirmó Cano, durante su intervención en el X Encuentro Financiero Internacional organizado por Caja Madrid y 'El País'.

En este sentido, Cano reiteró que lo importante "no sólo es el capital y la liquidez", sino también los modelos de gestión que "están teniendo mayor fortuna en la reducción del riesgo a futuro" y que son los que tienen la gestión "descentralizada".

"Cada entidad en cada país es responsable de esta gestión, pero las unidades corporativas centrales tienen que tener un control sobre las subsidiarias", apuntó Cano, quien también destacó la importancia del modelo de negocio que tenga cada banco -minorista o mayorista- y el tipo de supervisión que haya en cada país.

Por otro lado, Cabo alertó de que la regulación financiera que introducirá Basilea III provocará "un menor" crecimiento de las economías del que se ha visto "en los últimos años" y hará que las entidades financieras sean "mucho menos rentables" debido a las obligaciones de capital.

MAYOR CONCENTRACIÓN.

En este sentido, el consejero delegado del BBVA consideró necesaria una "mayor concentración" del sector financiero para hacer grupos "más eficientes y recuperar la caída de la rentabilidad". Al respecto, Cano abogó por una vuelta a banca "de toda la vida" y por a situar al cliente "en el centro"

Cano indicó que el hecho de que entre el 30% y el 40% del negocio de las entidades españoles se encuentre en el extranjero "ha facilitado afrontar la crisis" y afirmó que el sector financiero "está preparado para afrontar la recuperación económica".

Respecto a la incidencia de la nueva regulación en el entorno global, Cano alertó del riesgo de que se produzca una "sobrerregulación" del sector financiero mundial y de que se produzca una "fragmentación" regulatoria entre países.

En este sentido, el consejero delegado de BBVA explicó que puede haber calendarios "asimétricos" en los diferentes países para la puesta en marcha de la regulación, lo que puede dar lugar a sistemas financieros "en la sombra".

Cano señaló que existen "dos velocidades" distintas en la salida de la crisis financiera entre los países emergentes y desarrollados, que puede provocar un riesgo en el proceso de regulación, ya que los primeros están en pleno proceso de "bancarización" y esto puede "restringir la dotación de financiación".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies