El capital riesgo sufrirá un 2008 desfavorable con la cancelación de muchas desinversiones previstas

Actualizado 22/10/2007 16:39:11 CET

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El capital riesgo europeo sufrirá un año 2008 "desfavorable" ante la incertidumbre económica y la falta de confianza en los mercados de capital, que obligará a las empresas del sector a posponer muchos proyectos de desinversión y a centrárse en continuar aumentando la rentabilidad de sus participadas actuales, según se extrae de un informe de Roland Berger.

En este sentido, el estudio subraya que el retorno de la inversión puede duplicarse si el inversor financiero se involucra en la gestión de sus participadas, ejecutando "programas de choque" para reducir costes y acelerar el crecimiento orgánico.

La firma de consultoría asegura que el crecimiento del capital riesgo "se ha visto amenazado" por la crisis de confianza de los mercados de capitales, después de un 2006 'récord', con inversiones por 71.000 millones de euros, con un crecimiento del 50% respecto a 2005.

"Los bancos han elevado sus restricciones para financiar y refinanciar grandes operaciones, por lo que muchas se han pospuesto o abandonado en los últimos meses", explica el informe.

Roland Berger asegura que la recuperación de la economía europea puede ralentizarse en 2008, lo que conllevará una mayor volatilidad de la rentabilidad de las inversiones del sector. Además, prevé que la incertidumbre económica y bursátil se traducirá en condiciones menos favorables para la salida a bolsa de las compañías, lo que retrasará las desinversiones.

"El aumento de los tipos de interés exigirá que las empresas participadas mejoren su rentabilidad para afrontar con garantías su endeudamiento. Algunas empresas pueden verse en dificultades a corto plazo si combinan elevado endeudamiento y dependencia del ciclo económico", destaca el informe.

"OBLIGADAS" A MANTENER LA CARTERA.

Por todo ello, Iñigo Jodra, socio de Roland Berger y responsable del sector Capital Riesgo en España, vaticina que las empresas del sector "estarán obligadas a mantener gran parte de sus empresas en cartera y seguir desarrollándolas hasta que mejore la coyuntura económica".

Jodra aseguró que en un entorno económico "incierto", como el actual, las empresas de capital riesgo obtienen la mayor parte del retorno de su inversión con los resultados de la participada en el que está en cartera, por lo que consideró "imprescindible" estos "programas de choque para optimizar costes y crecimiento con perspectiva de largo plazo".

"Han pasado los tiempos de las adquisiciones con precios holgados en las que el inversor financiero delegaba en el equipo directivo la ejecución de un plan de negocio de alto crecimiento que no cuestionaba", afirmó Jodra.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies