Comfia-CC.OO. pide a la CNMV restringir las ventas a corto por la "especulación" sobre Bankia

Carlos Bravo Y José María Martínez
EUROPA PRESS
Actualizado 18/05/2012 14:38:33 CET

Advierte de que las provisiones adicionales a la banca reducirán más el crédito

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Comfia-CC.OO., José María Martínez, ha exigido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que restinga de nuevo las ventas a corto para evitar que la "especulación" altere el precio de valores bursátiles como Bankia, que ayer llegó a perder casi un 30% y a primera hora de hoy se disparaba más de un 27%.

"Se está perjudicando a los pequeños inversores", aseguró en rueda de prensa, para después instar a la CNMV a investigar los movimientos que se produjeron en la sesión de este jueves.

Por su parte, el secretario confederal de Seguridad Social, Carlos Bravos, también en la rueda de prensa para valorar las últimas medidas sobre el sector financiero, justificó la petición de prohibir las ventas a corto en el poco volumen de contratación en los títulos de Bankia, que este jueves alcanzo 16 millones de operaciones y movió 23 millones de euros. "Eso no es economía real, eso es otra cosa", denunció.

Sin embargo, Martínez no defendió la suspensión de la cotización de la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri, al asegurar que esta decisión podría haber generado "mayor incertidumbre" entre los pequeños accionistas.

El responsable de Finanzas de CC.OO. sí que mostró su "preocupación" por la situación que atraviesa Bankia en el mercado bursátil, y se apresuró a garantizar que se trata de una entidad solvente, más aún después de la entrada del Estado en parte de su capital.

"No hay ningún problema de depósitos", sentenció Martínez, quien además puso en valor la profesionalidad del nuevo equipo de gestores.

Ante el afloramiento del déficit de capital de Bankia, el secretario general de Comfia-CC.OO. denunció que la auditoría de Deloitte sobre las cuentas de la entidad no ha sido supervisada por los consejos de administración de Bankia ni de Banco Financiero de Ahorros (BFA). "Pero la información de la auditoría sí lo conocían los gestores, Economía y el Banco de España", indicó.

PIDE QUE SE REFUERCE EL FGD.

En cuanto a la nueva reforma financiera, que exigirá a la banca provisiones adicionales de 30.000 millones de euros, el sindicato elevó las necesidades de capitalización a 60.000 millones, y aventuró que estas necesidades estrangularán "aún más" el crédito.

Para afrontar este esfuerzo, Comfia reclamó que sea el sector quien pague la factura, por lo que exigió un incremento de las aportaciones de las entidades al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), que según el ministro de Economía, Luis de Guindos, está "agotado".

El sindicato también propone una tasa sobre la actividad financiera para crear un fondo de contingencias con el fin de sufragar futuras crisis bancarias. "Estas medidas deben permitir financiar en un plazo razonable esta capitalización", defendió Bravo.

FONDO DE RESCATE PARA LA BANCA EUROPEA.

Pero el sindicato consideró que esta reestructuración del sector financiero se debería acometer a nivel europeo y recurriendo a la financiación del fondo de rescate de la UE para recapitalizar a la banca europea. Además, argumentó que así se garantizaría la solvencia de las entidades y no se afectaría al crédito.

Eso sí, en caso de que las entidades recurran a este fondo, Martínez consideró que se deben fijar las garantías "adecuadas" y los plazos concretos para su devolución. Según Comfia, las ayudas públicas a la banca podrían superar los 15.000 millones calculados por el Gobierno.