Las cooperativas de crédito ven "expropiatoria" la fusión de los fondos de garantía y su nuevo uso

 

Las cooperativas de crédito ven "expropiatoria" la fusión de los fondos de garantía y su nuevo uso

Actualizado 17/10/2011 15:24:01 CET

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Unión Nacional de Cooperativas de Crédito (Unacc) ha calificado de "expropiatoria" la fusión de los tres fondos de garantía de depósitos (de bancos, cajas y cooperativas) en uno solo (FGD) y la nueva utilidad del mismo decidida por el Gobierno, la de que asuma las futuras pérdidas que se registren en el proceso de reestructuración financiera.

A su parecer, dedicar a fondo perdido el patrimonio disponible del conjunto de fondos hasta el límite de las pérdidas por operaciones ocasionadas por operaciones decididas por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) es una finalidad nueva y distinta. "Esta circunstancia deja traslucir el carácter expropiatorio de la medida", considera.

La Unacc considera que el cambio de los fondos de garantía aprobada por el Gobierno el pasado viernes a través de un decreto ley presenta aspectos jurídicos difíciles de justificar, como el incumplimiento de los fines para los que fueron creados: garantizar los depósitos de las cajas rurales y cooperativas y realizar las actuaciones necesarias para reforzar su solvencia.

La secretaria general de la Unacc, Marta de Castro, incide además en que la unión de fondos con distintos niveles de aportación y cobertura patrimonial "no favorece precisamente a las cooperativas de crédito", al tiempo que denuncia la "incoherencia" del mantenimiento del régimen de aportaciones.

"Resulta que no hay razones para distinguir entre fondos de garantía de depósitos, pero las aportaciones son en función de la tipología de las entidades de crédito", asevera De Castro, para quien el Gobierno ha convertido al FGD "en un mero cajero automático al que se le presentan las pérdidas de una operación decidida por otros y sin su consentimiento debe proceder al pago".

La Unacc dice compartir el objetivo de asumir los costes por el saneamiento del sector financiero para que no suponga una carga para el erario público, pero considera que la respuesta conjunta de todo el sector debe ser proporcional y equitativa y tener en cuenta el patrimonio de cada uno de los fondos originarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies