Deutsche Bank prevé que la vivienda lastre a la banca mediana y deteriore sus ingresos en un año

Actualizado 05/10/2007 19:05:26 CET

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

Deutsche Bank prevé que la situación del mercado de la vivienda lastre el comportamiento de la banca mediana española y que los ingresos alcancen su punto máximo en un periodo de entre un año y año y medio, a partir del cual "comenzará a deteriorarse", asegura el banco alemán en su último informe sobre Banca minorista española, publicado hoy.

Los expertos de Deutsche Bank mantienen una "postura negativa" hacia el sector bancario español, dejando de lado las valoraciones de los dos gigantes Santander y BBVA, y centrándose en la banca mediana --Banco Popular, Banco Sabadell, Banesto y Bankinter--, a la que rebaja precios objetivos hasta por debajo de su cotización actual.

Este informe del banco alemán llega tres semanas después de que el gigante financiero Citigroup emitirá el suyo propio afirmando que los bancos medianos españoles han perdido la "prima" con la que cotizaban en el mercado dentro del actual contexto de crisis financiera de los mercados, rebajando sensiblemente sus precios objetivo y previsión de ingresos.

La entidad alemana explica que su visión sobre el mercado español está basada en un futuro "negativo" para el mercado inmobiliario, lo que generará más "incertidumbres, que podría generar una deteriorización del sentimiento inversor".

Asimismo, asegura que problemas de liquidez futuros podrían conducir a problemas "más serios" si la actual situación de los mercados se alarga y pasa a ser "una situación duradera", y dice que uno de los riesgos más serios para el sector es "el deterioro de la situación macro en España y la que podría ser una desaceleración mayor de la esperada en el sector inmobiliario".

Deutsche Bank explica que los ingresos de los bancos medianos españoles llegarán a su punto de ebullición en 12 ó 18 meses, momento a partir del cual comenzará su deterioro. Además, esperan peor comportamiento en la calidad de los créditos, que consideran que "descenderá".

Por eso, reducen entre un 3% y un 4% el beneficio por acción previsto para estas entidades y recomiendan "no estar" en ellos en caso de que se produzca un "significativa corrección en los mercados". Por ahora, mantienen su recomendación de "mantener", pero rebajan los precios objetivos desde 14,5 a 12,2 euros en Banco Popular, de 8 a 6,8 euros en Banco Sabadell, de 16 a 13 euros en Banesto y de 11,6 a 10,3 euros en Bankinter.

Banco Pastor es el único que a pesar de ver reducido su precio objetivo, desde los 15,7 a los 14,1 euros, mejora en la recomendación de la entidad alemana, que apuesta por "comprar" frente al anterior "mantener", ya que su cotización aún está por debajo del precio fijado por Deutsche Bank.

Los expertos del banco alemán afirman que los bancos españoles seguramente sólo serán capaces de trasladar parcialmente en los clientes la peor situación en otras áreas de negocio. Lo harán aumentando los precios y con nuevos productos hipotecarios, y apunta a una intensificación de la pugna por el pasivo, que redundará en más remuneración para los clientes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies