Un empleado de Barclays advirtió en 2008 a la Fed de Nueva York de la manipulación del Libor

Actualizado 13/07/2012 21:18:30 CET

NUEVA YORK, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un empleado de Barclays puso sobre aviso ya en 2008 a la Reserva Federal de Nueva York respecto a las prácticas de la entidad británica a la hora de proporcionar información para establecer el tipo interbancario londinense (Libor), de referencia en los mercados anglosajones, y cuya manipulación ha desatado un escándalo en la City, que ha forzado la dimisión del consejero delegado de Barclays y amenaza con sacudir los cimientos del sector financiero de Reino Unido.

"El empleado de Barclays explicó que la entidad proporcionaba informes a la baja sobre los tipos para evitar el estigma asociado con situarse por encima de la información suministrada por el resto de bancos para fijar diarimanente la tasa del Libor", recogen los documentos publicados este viernes por la Fed de Nueva York a requerimiento del Congreso de EEUU.

En opinión de este empleado de Barclays sin identificar, "otros bancos participantes también estaban pasando informes a la baja para fijar el Libor".

Sin embargo, según las declaraciones de este empleado, Barclays no señalaban que la entidad estuviera manipulando la tasa interbancaria londinense con el fin de obtener una ventaja comercial.

Posteriormente a estos hallazgos, en mayo de 2008, la Fed de Nueva York puso en conocimiento del Tesoro de EEUU estos hechos y sus representantes contactaron con el Banco de Inglaterra y la Asociación Británica de Banca, a los que expresaron su preocupación por estas circunstancias y su voluntad de colaborar en la mejora del proceso de establecimiento del Libor.

Entre estas recomendaciones específicas para mejorar la integridad y transparencia del proceso estaba la de que los informes remitidos por los bancos para fijar la tasa del Libor estuvieran sometidos a auditorías externas para comprobar su corrección.

"Poco después, Mervyn King (gobernador del Banco de Inglaterra) informó a Timothy Geithner (entonces presidente de la Fed de Nueva York) que había transmitido la información recibida a la Asociación Británica de Banca", explica el banco central estadounidense.