Los españoles pagan un 78,6% más que los europeos por sacar dinero en un cajero, según kelisto.es

Publicado 07/07/2014 11:03:34CET

MADRID, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las comisiones que pagan los españoles por sacar dinero de los cajeros automáticos de las entidades bancarias, salvo que lo hagan en dispensadores de su propio banco, asciende a 2,5 euros, un 78,6% más que los 1,4 euros que se abonan de media en Europa, según un estudio de kelisto.es.

Tras España se sitúa Alemania (donde se pagan 2,2 euros de media), Italia (1,95 euros) y Francia (1 euro). En Reino Unido, Holanda y Suecia, los bancos no cobran ninguna comisión a sus clientes por sacar dinero en cualquier cajero del territorio nacional.

España también está entre los países más caros de la UE para las comisiones aplicadas en operaciones de retirada en cajeros de otras redes. En concreto, ocupa el segundo lugar (con 3,61 euros de comisión mínima), tras Alemania, donde se cobran 4,4 euros de comisión fija.

Kelisto.es señala que las comisiones en España podrían llegar a ser superiores a las que aplican las entidades germanas. Mientras que los 3,61 euros aplicados en España son un mínimo a partir del cual se fija el porcentaje final que pagará el consumidor, las comisiones que se cobran en Alemania son un importe fijo. Los bancos de Francia (con 1 euro por extracción) e Italia (1,95 euros) aplican comisiones fijas mucho más bajas que las de España o Alemania.

Además, el informe destaca que España figura entre los países con mayor probabilidad de sacar dinero del cajero pagando una comisión (un 50%, el equivalente de 450 millones de operaciones al año), junto con Francia e Italia. En Alemania, la probabilidad se reduce hasta el 20% y en Reino Unido, Holanda y Suecia se sitúa en el 0%, ya que no se cobra por extraer efectivo en ningún cajero en territorio nacional.

"NORMATIVA DEFICIENTE"

La responsable de Finanzas Personales de Keslito.es, Estefanía González, atribuye esta situación a "una normativa deficiente, lagunas en materia de transparencia informativa y la complejidad de un sistema que deja en desventaja al consumidor".

El estudio de Kelisto.es subraya que salvo escasas excepciones, las entidades españolas solo publican información sobre las comisiones máximas que aplican a sus clientes por sacar dinero del cajero.

"Esto genera graves dificultades para el usuario, ya que no puede comparar lo que le cargaría cada banco y, por tanto, elegir la opción que mejor se adapta a sus necesidades. Esta práctica no se registra en ninguno de los seis países analizados, donde los bancos sí informan sobre las comisiones que aplican en la práctica al consumidor", indica.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies