Un estudio aconseja hipotecas inversas a personas mayores con piso en propiedad pero sin liquidez

Actualizado 13/10/2008 15:06:13 CET

BARCELONA, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las personas mayores con piso en propiedad pero sin riqueza líquida pueden contratar una hipoteca inversa, un producto que consiste en hipotecar la vivienda a cambio de recibir un cobro mensual.

Así lo recomienda el estudio 'La riqueza inmobiliaria, ¿un cajero automático para la tercera edad?', presentado hoy en Barcelona. El informe, galardonado con el premio Doctor Rogeli Duocastella de la Obra Social de La Caixa, está realizado por Òscar Mascarilla, Joan Costa y Joan Gil, a partir de más de 10.000 encuestas telefónicas.

La hipoteca inversa permite que, tras la defunción del titular del piso, los herederos pueden recuperar el inmueble volviendo a pagar el dinero abonado.

El informe argumenta que las personas mayores han ahorrado "en piedra", ya que el 88,4% de las familias españolas cuya cabeza de familia tiene entre 55 y 64 años tiene una vivienda en propiedad, mientras que el porcentaje llega al 92% en la franja de entre 65 y 75 años, con un valor medio de 180.300 euros.

La casa en propiedad ha sido el principal mecanismo de acumulación de riqueza, hasta el punto de que "muchas personas mayores mueren pobres, pero ricas en patrimonio" debido a la fuerte cultura de la herencia. La mayoría de los encuestados afirma que, si no pudieran valerse por sí mismos, les gustaría vivir en casa con asistencia familiar (52%) o con asistencia externa (22%).

Según los autores, la población de mayores de 65 años se doblará en 2050 y pasará del actual 16,6% al 32%, lo que aumentará también las mayores necesidades en sanidad y calidad de vida para estas personas.

Los mismos datos indican que la vivienda en propiedad debería ayudar a potenciar el consumo durante la jubilación, reducir la dependencia de las pensiones públicas y satisfacer los gastos derivados de los cuidados de larga duración. Por ello, apuestan por las hipotecas inversas como alternativa a la financiación en casos de extrema necesidad.

Mascarilla resaltó que, en España, todavía es un producto nuevo: en 2006 se contrataron 1.600 hipotecas inversas y en 2007 alcanzaron las 3.800, muy lejos de las 40.000 anuales de Estados Unidos, donde este producto está más maduro. Más de la mitad de las hipotecas se dieron en Cataluña.

De las más de 400 entidades financieras que operan en España, la mayoría no comercializa estas hipotecas. El 57% de los consultados las desconoce y el 90% piensa dejar herencia.

El premio Doctor Rogeli Duocastella de la Obra Social de La Caixa, con una dotación económica de 18.000 euros, se centra en la investigación en el ámbito de las ciencias sociales y premia trabajos inéditos que destaquen por sus cualidades científicas e innovadoras, una sólida base de investigación empírica y una temática de actualidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies