El fiscal general holandés dice que el voto de accionistas no es necesario para la venta de LaSalle

Actualizado 26/06/2007 14:43:52 CET

AMSTERDAM, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El fiscal general holandés L. Timmerman considera que la venta de LaSalle por parte de ABN Amro no necesita del voto de los accionistas del banco holandés, señaló hoy el abogado en sus recomendaciones al Tribunal Supremo del país.

"El Fiscal general recomienda al Tribunal Supremo que invierta la decisión de la Cámara Mercantil", señala el comunicado, en referencia a la anterior sentencia, emitida por la mencionada sala, que paralizó la venta de LaSalle a Bank of America.

Timmerman no expresa su opinión sobre si el Banco ha actuado ilícitamente en lo que concierne a sus accionistas por la venta deLaSalle, sino que sólo concluye que, bajo la legislación holandesa, la transacción no requiere de la aprobación de los accionistas.

Aunque la recomendación del Fiscal no tiene carácter vinculante para el tribunal, suele ser tenida en cuenta por éste a la hora de emitir su veredicto. La Corte Suprema holandesa emitirá su sentencia definitiva sobre el caso a mediados de julio.

El pasado 3 de mayo, la Cámara Mercantil del juzgado de Amsterdam sentenció que la venta de la filial estadounidense de ABN Amro, LaSalle, al Bank of America no podía seguir su curso sin la autorización de sus accionistas, calificándola de "inadmisible". La decisión de la Cámara de 'congelar' la venta fue recurrida por la entidad bancaria holandesa ante la Corte Suprema del país.

La operación había sido denunciada por la agrupación de inversores VEB, que denunció al banco holandés por no consultar a los accionistas una transacción de relevancia para el futuro de la entidad.

La venta de LaSalle a Bank of America por 21.000 millones de dólares (15.616 millones de euros) es una condición principal para los planes de fusión entre ABN y el británico Barclays, que ofreció comprar el holandés por 36,25 euros por acción, lo que supone valorar la entidad en 67.000 millones de euros.

Por su parte, un consorcio formado por Royal Bank of Scotland (RBS), Fortis y Santander presentó una OPA que valora la entidad holandesa en 71.100 millones de euros, al ofrecer 30,40 euros en efectivo y 0,844 acciones de RBS por cada título de ABN Amro, pero condicionada a la paralización de la venta de LaSalle.