La Fundación Caja Navarra tendrá un patronato con 9 personas independientes sin retribución

 

La Fundación Caja Navarra tendrá un patronato con 9 personas independientes sin retribución

Lourdes Goicoechea y Juan Luis Sánchez de Muniáin.
EUROPA PRESS
Actualizado 15/05/2013 16:12:21 CET

El Gobierno foral ha aprobado remitir los nuevos Estatutos de la Fundación al Ministerio de Economía

PAMPLONA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Navarra ha acordado en su sesión de este miércoles remitir al Ministerio de Economía los nuevos Estatutos de la Fundación Caja Navarra, entidad que estará regida por un Patronato de nueve miembros, formado por personas independientes de reconocido prestigio, cuya labor no será retribuida y estará sujeta a un código de buen gobierno que garantice la ética, transparencia y rendición de cuentas.

La fundación tendrá como finalidad el progreso social, económico y cultural de Navarra, para lo cual fomentará y financiará actividades y obras sociales en una "amplia y variada" relación de sectores científico, sanitario, cultural, social, medioambiental, deportivo y de cooperación al desarrollo, entre otros, según ha destacado el Gobierno foral.

El documento ha sido redactado por la Comisión Gestora nombrada por el Ejecutivo en noviembre pasado, compuesta por Juan Franco, Pedro Ugalde y José Antonio Razquin, y aceptado por el Gobierno en su sesión de este miércoles.

La vicepresidenta primera del Gobierno y consejera de Economía y Hacienda, Lourdes Goicoechea, ha explicado que el pasado 29 de abril, la Comisión Gestora aprobó el documento, que ahora ha sido remitido al Ministerio para su negociación y posterior validación. Posteriormente, los Estatutos se remitirán al Banco de España y después entre ambos Gobiernos se convendrán los Estatutos.

Se pondrá en marcha acto seguido el proceso de constitución del Patronato. "El proceso no será superior a un mes, unas tres semanas", ha indicado la consejera, quien ha reconocido el trabajo "riguroso y serio" y el "esfuerzo" realizado por los miembros de la gestora.

El documento incluye nueve puntos, en los que se fijan la denominación y naturaleza de la fundación, sus fines actividades y beneficiarios, la composición del patronato y de otros órganos de la fundación, el régimen económico y un código de buen gobierno.

La fundación mantendrá el protectorado público por parte de la Administración de la Comunidad foral y la condición de entidades fundadoras del Gobierno de Navarra y del Ayuntamiento de Pamplona.

PATRONATO

La nueva entidad pasa a denominarse Fundación Caja Navarra y se configura como una fundación privada, sin ánimo de lucro y de carácter especial, que procede de la transformación de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Navarra, cuyo patrimonio se destinará a los fines que se detallan en los estatutos: el progreso social, económico y cultural.

Esta finalidad se llevará a cabo, según marcan los estatutos, a través del fomento, la financiación y el desarrollo directo o indirecto de actividades y obras benéfico-sociales en los campos de la asistencia e inclusión social, la sanidad, la educación y la ciencia, la investigación científica y técnica, la innovación, la defensa del medio ambiente, la cultura y el deporte, el voluntariado, la acción y cohesión social, la conservación y mejora del patrimonio histórico-artístico, la cooperación al desarrollo y ayuda humanitaria y el fomento de la educación financiera.

El Patronato se configura como el máximo órgano de gobierno, administración y representación de la fundación, al que le corresponde ejercer todas las facultades y competencias que sean necesarias para la realización de los fines fundacionales.

Estará formado por 9 patronos, cargos que tendrán las siguientes características: serán personales e indelegables; de carácter gratuito, no retribuido; tendrán carácter independiente, sin sujeción a mandato alguno; y se guiarán por la ética y la responsabilidad en el ejercicio del cargo.

Los patronos representarán a diversos sectores y serán designados de la siguiente forma. En representación de las entidades fundadoras habrá dos patronos designados uno por el Gobierno de Navarra y otro por el Ayuntamiento de Pamplona. Además, el Parlamento designará tres patronos entre personas de reconocido prestigio profesional en los ámbitos empresarial, sindical y universitario.

Otros tres patronos los designará el Gobierno de Navarra entre personas de reconocido prestigio profesional en los ámbitos social, cultural y asistencial. En este caso, el Ejecutivo elegirá a una persona de cada terna de las propuestas por el Consejo Navarro de Bienestar Social, el Consejo Navarro de Cultura y el Consejo Navarro de Salud.

Asimismo, el Ejecutivo foral designará a un patrono entre personas con acreditado conocimiento y experiencia específica en materia financiera.

Los Estatutos establecen los requisitos para ser patrono. En este caso, las principales novedades son la exigencia de honorabilidad comercial y profesional, así como de preparación y experiencia acordes con el ejercicio de patrono. Además, se requerirá la residencia habitual en Navarra, ser mayor de edad y no estar incapacitado ni inhabilitado.

Se fija también un régimen de incompatibilidades, entre las que destacan las siguientes limitaciones: desempeñar cualquier cargo político electo en las instituciones de la Unión Europea, del Estado, de las Comunidades Autónomas y de la Foral de Navarra y de las entidades locales; ocupar el puesto de alto cargo en la Administración foral, en la Administración General del Estado o en la Administración local, o en cualquiera de las entidades del sector público, de derecho público o privado, vinculadas o dependientes de ellas; y ocupar cargo ejecutivo o directivo en partido político, asociación empresarial y sindicato.

Tras exponer que la duración del cargo es de 4 años y se prevé una sola reelección, la consejera ha detallado que el patronato tendrá un presidente, elegido por los patronos de entre ellos; así como un secretario, que no puede ser un patrono, sino un profesional cualificado tanto externo como empleado de la Fundación.

La Fundación contará con otros dos órganos: la Comisión de Auditoría y Control, integrada por tres patronos, y el director general. Éste será designado y cesado por el Patronato, no podrá ser un patrono y estará sometido al mismo régimen de requisitos, incompatibilidades y reglas de actuación que los patronos.

Al director general le corresponderán las funciones de dirección y gestión ordinaria y permanente de la Fundación, bajo la superior dirección y supervisión del Patronato y de acuerdo con las líneas de actuación aprobadas por éste.

Sobre el representante de la Fundación CAN en CaixaBank, Goicoechea ha indicado que "ningún miembro del Patronato" puede participar en el banco. "Así, el Patronato tendrá que designar a una persona que será la que representará a la Fundación en CaixaBank", ha indicado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies