González dice que la marcha de Guardiola no fue una sorpresa, ante su deseo de vivir en Cataluña

Actualizado 26/06/2007 13:09:12 CET

PEKIN, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de BBVA, Francisco González, indicó hoy que la marcha de Jaime Guardiola al Banco Sabadell "no fue una sorpresa", y explicó que no se debió a problemas con su remuneración, sino a motivos personales, pues su "asignatura pendiente" era vivir en Cataluña. En cualquier caso, el máximo ejecutivo del banco reconoció que no esperaba que Guardiola fuera a recibir oferta alguna por parte del banco catalán.

González, que mañana presidrá el consejo de administración del banco en Pekín, señaló que Guardiola era "un magnifico profesional que llevaba 28 años en el banco" y que ya había comentado su deseo de vivir en su "tierra tan querida", Cataluña, por lo que cuando anunció su decisión "no fue una sorpresa".

"Lo entendimos y no abrimos la posibilidad de que continuara en el grupo, porque era personal. Le animo a que siga el camino porque más importante que la vida profesional es la personal", añadió el presidente de BBVA.

Jaime Guardiola Romojano ocupaba el cargo de director del área de España y Portugal en BBVA hasta el pasado 22 de junio, cuando Banco Sabadell anunció su 'fichaje' como nuevo director general en sustitución de Juan María Nin, que pasó a ser nombrado director general de 'la Caixa' el pasado 7 de junio.

Guardiola, de 49 años, había sido miembro del Comité de Dirección de BBVA desde 2005 y era director general de negocio de la entidad para España y Portugal desde diciembre de 2006, cuando el banco acometió la reestructuración de su organización.

Por otro lado, González explicó, en respuesa a preguntas de la prensa, sobre la posible presencia del Santander en Brasil, si prospera la operación de la entidad con ABN Amro, que la proyeccion y los planes del banco "no van a cambiar nada", al tiempo que destacó que el BBVA continuará con su estrategia de crecimiento orgánico a través de la innovación y que cualquier adquisición "será un movimiento táctico".

NO PREVÉ VENDER MÁS INMUEBLES.

El presidente de BBVA también se refirió la venta de edificios en Madrid para edificar su centro corporativo en el Parque Empresarial Foresta para asegurar que no se plantea ninguna otra venta ni de edificios "por motivos puramente financieros" y que el banco manejará los activos en función de sus posibilidades de desarrollo.

El BBVA anunció el pasado 19 de junio que había obtenido unas plusvalías brutas de aproximadamente 300 millones de euros con la venta al grupo inmobiliario Gmp de cuatro edificios en Madrid, entre los que se encuentra su emblemática torre en Castellana 81.

Además, anunció que prevé invertir más de 700 millones de euros en el nuevo Centro Corporativo en el que integrará a sus 6.500 empleados de Madrid a partir de 2010.