La morosidad de la banca española alcanzará el 3,3% en 2010, según Credit Suisse

Actualizado 18/09/2008 19:35:14 CET

Considera que la banca no tiene necesidad de liquidez a corto plazo

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

La morosidad de los siete principales bancos españoles alcanzará el 3,3% en 2010 debido a la ralentización económica y al aumento del paro, que están provocando un repunte de los impagos, según se desprende de un informe de Credit Suisse publicado hoy.

La firma, que centra su análisis en Banco Santander, BBVA, Popular, Banesto, Sabadell, Bankinter y Pastor, considera que la banca española tiene sus necesidades de liquidez cubiertas para el ejercicio en curso.

"No creemos que ninguna de las principales entidades tenga necesidades de capital fresco a corto plazo", dice Credit Suisse, si bien matiza que, en general, la liquidez "puede ser una fuente de preocupación en el futuro".

En concreto, el banco suizo subraya su preferencia por los títulos de Santander y BBVA, ya que aunque cuentan con una fuerte presencia en el mercado doméstico, afectado por la crisis inmobiliaria, gozan de unos sólidos resultados y cómoda posición de liquidez.

A su parecer, las entidades que presiden Emilio Botín y Francisco González, respectivamente, tienen una sostenida política de dividendos y realizan actividades en mercados con fundamentos económicos positivos a largo plazo, como México y Brasil.

No obstante, Credit Suisse ha bajado el precio objetivo tanto de Santander como de BBVA y el resto de bancos españoles con menos actividad en el extranjero. Ha recortado el precio de Santander a 16 euros por título, frente a los 17 euros de antes, y el de BBVA desde 20 euros a 19 euros.

La firma sitúa el precio objetivo del Popular en 6,5 euros, desde 7 euros, y rebaja en la misma cuantía el de Banesto y Sabadell, hasta 8,5 euros y 4,5 euros, en cada caso. En cuanto a Bankinter, rebaja en un euro su precio objetivo y lo sitúa en 5 euros, y recorta el precio de Pastor desde 7,25 euros a 5,50 euros.

Credit Suisse incide en que, según la UE, la economía española entrará en recesión a lo largo de este semestre, y que tras once años de crecimiento económico ininterrumpido, sufrirá, probablemente, "un parón significativo".

Según sus previsiones, se prolongará el ajuste adicional en el mercado inmobiliario y de la construcción mientras los precios de la vivienda sigan sobrevalorados en un 30%, de acuerdo a los datos que maneja el Banco de España.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies