Economía/Finanzas.- El Pleno del Congreso da luz verde definitiva a la reforma financiera de mayo

Luis De Guindos
EUROPA PRESS
Actualizado 22/10/2012 23:59:01 CET

La oposición acepta las enmiendas "técnicas" del Senado pero critica el fondo de la reforma, que no soluciona problemas "pendientes"

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Congreso ha dado luz verde definitiva al proyecto de ley sobre saneamiento y venta de los activos inmobiliarios del sector financiero, procedente del decreto ley de reforma financiera de mayo, tras el debate de las enmiendas incluidas por el Senado que se ha celebrado este lunes en la Cámara baja.

Los 'populares' han votado a favor de las enmiendas, mientras que UPyD, PNV y la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) se han abstenido, y los socialistas han votado en contra. Y es que la oposición ha aceptado de forma general unos cambios "técnicos" que no suponen ningún cambio fundamental, pero han rechazado que la reforma no solucione algunos asuntos "pendientes" y que no se haya aceptado ninguna enmienda planteada desde los grupos de la oposición.

En total, el texto original ha sido modificado por una decena de enmiendas --todas del PP excepto una, técnica, propuesta por los socialistas--, a pesar del ofrecimiento del ministro de Economía, Luis de Guindos, durante la convalidación del decreto ley para acordar con la oposición asuntos como lo relativo a la solución a las participaciones preferente o los desahucios.

Así las cosas, el texto original del Gobierno --que eleva las provisiones de los activos bancarios, incluidos los sanos; recoge la auditoría de las cuentas de cada entidad y separa la cartera inmobiliaria en agencias independientes-- incluye finalmente asuntos como la fecha límite para cambiar pesetas a euros, modificaciones normativas sobre billetes y monedas de curso legal, infracciones por el uso de falsificaciones, o inspecciones en entidades que tratan los euros.

CAMBIOS EN EL BANCO DE ESPAÑA

Además, los 'populares' también han aprovechado para incorporar cambios en la Ley de Autonomía del Banco de España para eliminar el límite de edad del gobernador y subgobernador de la entidad. En el Senado, los cambios introducidos también modifican el derecho al trámite de audiencia en caso de cese de un alto cargo del organismo supervisor, que ya no existirá en caso de procesamiento por delito doloso --hasta ahora había que ser condenado--.

No obstante, la aprobación en agosto de otra reforma financiera --la tercera del PP--, que actualmente está en tramitación parlamentaria ha dejado obsoletos muchos de los artículos incluidos en este proyecto de ley, como por ejemplo lo relativo a los 'bancos malos', que ya no será uno por entidad financiera sino una gran sociedad para todo el sector financiero que reciba ayudas públicas.

Por eso, desde el PP aseguran que los posibles solapamientos entre ambas normativas se "corregirán, derogarán o cambiarán" durante el debate de la reforma financiera de agosto, que además incluye ya muchas de las ideas planteadas por la oposición en forma de enmienda.

VER EL CUADRO COMPLETO

La diputada Irene Garrido ha afirmado que es necesario contar con los tres decretos aprobados por el Gobierno para configurar el "cuadro completo de la reforma financiera", ya que han ido marcando las "pautas" para conseguir un "verdadero saneamiento" del sistema con el objetivo último de "recuperar la credibilidad" y conseguir que fluya el crédito a la economía real para que se cree empleo.

"Es necesario observar todas las figuras y en su conjunto", ha dicho Garrido, apuntando que la reforma de febrero ajustó a valores de mercado la valoración ligada al crédito promotor, la de mayo avanzó en la misma línea creando nuevas provisiones para otros créditos no problemáticos, y la de agosto propone una regulación para solucionar crisis bancarias, proteger futuras inversiones y, como último paso, permitir la recapitalización de las entidades con problemas.

"De hacer contado con un instrumento jurídico como estos tres decretos se habrían resuelto antes y mejor los problemas de algunas entidades, el coste habría sido menor y sin necesidad de acudir al programa europeo, y también se habría ahorrado el problema que han causado las preferentes en manos de ciudadanos inadecuados", ha zanjado.

"IMPROVISACIÓN Y AUSENCIA DE ESTRATEGIA"

Sin embargo, desde las filas de la oposición se ha criticado de forma general la falta de voluntad negociadora del PP a la hora de pactar enmiendas, y han señalado que quedan temas pendientes que, no obstante, volverán a tratarse durante el debate de la reforma de agosto, que podría llegar a la Comisión parlamentaria de Economía la próxima semana.

Así, el portavoz económico del PSOE, Valeriano Gómez, ha criticado que no se haya aceptado ninguna de sus enmiendas, "y lo que es peor, que ni siquiera se hayan debatido", a pesar de que los 'populares' "se comprometieron a pactar en asuntos que eran de la preocupación de todos", como las ejecuciones hipotecarias, las participaciones preferentes o que "la reforma no costara nada a los ciudadanos". "Pero no han aceptado nada", ha lamentado.

Y eso a pesar de que este proyecto de ley "ya ha sido enmendado en su totalidad por la tercera reforma financiera" por lo que "no sirve de nada". Por eso, más que un rechazo contra las enmiendas del Senado en particular, los socialistas han expresado su discrepancia con la filosofía que subyace tras las consecutivas reformas del Ejecutivo, algo que han repetido otros grupos parlamentarios.

"La política económica y la estrategia financiera del Gobierno se puede calificar como improvisación y ausencia de estrategia. Tres reformas en siete meses, cada una enmendando a la totalidad la anterior. En seis meses han puesto a la mitad del sistema financiero en quiebra y han restringido aún más el acceso al crédito. Para eso es mejor que se hubieran quedado quietos, porque hasta ahora todo lo que toca el Gobierno en el ámbito financiero lo han estropeado", ha zanjado Gómez.

QUEDAN TEMAS PENDIENTES

Alberto Garzón, de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), ha afirmado que las enmiendas "técnicas" incorporadas "ni mejoran ni empeoran el contenido y sustancia del proyecto de ley, que se queda tal y como estaba", y que su formación rechaza de forma categórica. "Nos sigue pareciendo un proyecto de ley totalmente aberrante que no merece la sociedad española. Con él, el Gobierno declara que su prioridad es el sistema financiero y no la economía, el desempleo y los ciudadanos. Estamos ante la socialización de las pérdidas de la burbuja inmobiliaria", ha zanjado, alertando de que "el Gobierno está con el hacha empeñado en destrozar la economía real".

El portavoz económico de UPyD, Álvaro Anchuelo, ha afirmado no tener "ninguna objeción" a las "mejoras técnicas" incluidas por el Senado, que demuestran la "utilidad" de la Cámara alta, pero ha lamentado que no se hayan aceptado más enmiendas porque la norma podría haber "ganado en contenido" en materias en las que "todas las reformas financieras del Gobierno presentan carencias", como la devolución de las indemnizaciones, la depuración de responsabilidades en la mala gestión, la politización de los consejos de administración o la comercialización de preferentes.

Su homólogo de CiU, Josep Sánchez Llibre, ha dicho que "no vale de ninguna manera no aceptar ninguna enmienda de la oposición" ni en el Congreso ni en el Senado, pese a la mayoría absoluta de la que goza el PP en ambas cámaras. Sin embargo, ha reconocido que "tiene cierto sentido" que algunas cuestiones planteadas por la oposición se retrasen hasta el debate de la reforma financiera de agosto, que "sobrepasa" al proyecto de ley aprobado este lunes. En este sentido, ha insistido en que seguirán poniendo sobre la mesa asuntos como las preferentes, la recuperación del crédito para familias y empresas, o los desahucios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies