Repsol apunta al "histerismo" más que a "razones fundamentadas" para explicar la caída de las bolsas

 

Repsol apunta al "histerismo" más que a "razones fundamentadas" para explicar la caída de las bolsas

Actualizado 22/01/2008 23:15:42 CET

SABADELL (BARCELONA), 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Repsol YPF, Antoni Brufau, aseguró hoy que la caída registrada ayer en las bolsas responde "al histerismo más que a razones fundamentadas", y se mostró optimista sobre la evolución de los mercados financieros y el impacto que pueda tener la economía estadounidense sobre la española.

Para Brufau, la "incertidumbre" que vive Estados Unidos seguirá los próximos tres o cuatro meses, hasta que se conozca "el verdadero alcance del problema", que, según él, se ha creado tras aplicarse en los últimos años "instrumentos de financiación malos como las hipotecas y los bonos basura".

"El mayor problema lo tienen ellos", sentenció el presidente de la petrolera, quien añadió que el "agujero de la bolsa americana" es aún de dimensiones desconocidas. No obstante, rechazó la idea de que la economía norteamericana entre en recesión.

En cuanto a España, Brufau previó que "pasará el temporal de forma tranquila" gracias, por un lado, al peso importante del comercio intracomunitario con el resto de la UE que la "inmuniza" un poco del resto del mundo. Así, como país de la UE, España notará en menos medida el descenso "anunciado" de la demanda de Estados Unidos.

Por otro lado, el responsable de Repsol también destacó que Europa, y España en su conjunto, sin olvidar el referente americano, "están mirando más para Asia", donde grandes países emergentes están "irrumpiendo en el mercado global" con ritmos de crecimiento que los convertirán en "auténticos motores" económicos que paliarán las consecuencias de la situación norteamericana.

Brufau insistió en que el crecimiento español de los últimos años ha situado al país en una mejor posición que la del resto de países europeos, y aseguró que su evolución "es el paradigma del crecimiento económico a pesar de que algunos agoreros hablen de falta de valor añadido". "Este es sólo el primer paso para empezar a apostar por políticas de inversión en I+D+i", concluyó.

En cuanto al panorama internacional, consideró que "no hay ninguna razón para creer que la economía mundial no es sostenible", y añadió que no hay razones "objetivas" para creer que el mundo no puede crecer al margen de la evolución de las hipotecas y de la construcción. "Nadie esperaba una subida tan importante del barril de petróleo y, sin embargo, no ha pasado nada y la economía se ha adaptado".

ESPAÑA ES EFICIENTE.

El presidente de Repsol también apuntó a que España resulta un país "eficiente" en consumo energético, puesto que su crecimiento, "siempre algo más tarde que otros países", hace que los empresarios "estén más preparados para el ahorro energético".

No obstante, recordó la desventaja que supone para el país el mayor impacto que la energía (fundamentalmente combustibles y carburantes) tiene sobre el Índice de Precios al Consumo (IPC), que es del 5,74%, mientras la media europea se sitúa en el 4%.

Otro aspecto que juega en contra de la economía española es, para Brufau, la baja fiscalidad de los carburantes, que provoca un mayor impacto en el precio final cuando suben los precios del petróleo.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies